Iglesia en Panamá y gobierno firman convenio para construir Casa de Día del Adulto Mayor

El acuerdo contó con la firma del arzobispo de Panamá, Domingo Ulloa, y la ministra de Desarrollo Social, María Inés Castillo. «Señor, haz que sean maestros de sabiduría y valentía, y que transmitan a las generaciones futuras, los frutos de una madura experiencia humana y espiritual», pidió Ulloa. Castillo aseguró en la Casa de Día del Adulto Mayor los ancianos «encontrarán compañía, amor y ocupación».

La Iglesia en Panamá y el gobierno firman recientemente un convenio para construir Casa de Día del Adulto Mayor para atender de forma integral a los abuelos, con una modalidad semi interna. El acuerdo contó con la firma del arzobispado de Panamá, a cargo de José Domingo Ulloa, y la ministra de Desarrollo Social, María Inés Castillo.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

El prelado realizó una oración por los abuelos, dado que la pandemia de COVID-19 visibilizó el problema de envejecimiento que se vive en el país, en un contexto de fragilidades y carencias. «Señor, haz que sean maestros de sabiduría y valentía, y que transmitan a las generaciones futuras, los frutos de una madura experiencia humana y espiritual. Ayúdales a vivir serenamente, y a sentirse acogidos durante todos los años de su vida, Amén», imploró. «Los niños y los ancianos construyen el futuro de los pueblos. Los niños porque llevarán adelante la historia; los ancianos, porque transmiten la sabiduría de su vida. Este diálogo entre las generaciones es un tesoro que tenemos que preservar y alimentar», aseguró Ulloa, al citar al Papa Francisco.

El arzobispo Ulloa propuso que esta Casa de Día lleve por nombre ‘Doña Rosario Salinero de Gago’ «como tributo al trabajo que a lo largo de su vida ella emprendió en favor de los más desfavorecidos en la sociedad panameña». Por su parte, Castillo aseguró que la Casa de Día del Adulto Mayor, que se construirá tras el convenio entre la Iglesia en Panamá y el gobierno, es «una institución, una idea y una obligación legal», donde los ancianos «encontrarán compañía, amor y ocupación». «Hay muchas familias que se ven obligados a dejar a sus abuelos y abuelas solos porque tienen que ir a trabajar», recordó la ministra.

Puede interesarle: Santa Sede: «Llegar a anciano es un don de Dios y un enorme recurso»

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre