Sor María antes de ser asesinada por islamistas: «Perdono a los que me matarán»

La religiosa misionera comboniana María De Coppi, de 84 años, envió un mensaje de voz a su sobrina, horas antes de ser asesinada a tiros por yihadistas, en el asalto a la misión de Chipene, en Mozambique. «Están quemando la casa... Acuérdate de mí en la oración. Si el buen Dios me da la gracia, te protegeré desde allí. Perdono a los que me matarán. Hacé lo mismo», se despidió la monja, en el audio de algo más de 2 minutos de duración.

Sor María antes de ser asesinada

Sor María De Coppi, antes de ser asesinada por islamistas, precisó perdona a los que van a matarla, en un mensaje de voz que envió a su sobrina, Gabriella Bottani, quien decidió compartir las palabras de su tía horas antes de ser alcanzada por los yihadistas del Estado Islámico, tal como informó recientemente pocos días después de su muerte ‘Corriere del Veneto’, medio de su región natal. La religiosa italiana y misionera comboniana durante casi 60 años, de 84 años, fue masacrada a tiros en el asalto a la misión de Chipene, en el norte de Mozambique, que ocurrió en la noche del martes 6 de septiembre.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Perdono a los que me matarán. Hacé lo mismo», indicó la religiosa que se encontraba en misión en África desde 1963, en sus últimas palabras con voz serena y sin miedo al explicarle a su sobrina que la situación se había complicado debido a que «el grupo al que llaman Al Shabab, los insurgentes», estaban «muy cerca». Sor María se refería a la organización yihadista Ansar al-Sunna, cuyo objetivo es establecer un Estado Islámico en África. Hay miles de víctimas de estos grupos terroristas locales, conocidos como Al Shabab. «El viernes atacaron un lugar de nuestra parroquia y parece que ayer entró un grupo aquí, y están muy cerca. Parece que están armados, ya secuestraron gente, mataron a gente. Por donde pasan, hacen masacres», aseguró sor María, antes de ser asesinada por islamistas, en el audio de algo más de 2 minutos de duración.

Indicó que toda la gente huía. «Hoy un padre me dijo que las chicas del lar —el internado dirigido por los misioneros en Chipene— vuelvan a casa y que las 4 aspirantes a combonianas también volverán a Nampula, hay peligro», sostuvo. Repitió varias veces en el mensaje que se trata «de una situación muy triste» y que «todos están escapando: enfermeras, sacerdotes». La religiosa que decidió quedarse en la misión y no escapar de los yihadistas, solicitó a su sobrina oraciones. Precisó que esperaba que Dios les protegiera a los misioneros y «a este pueblo». «Aquí disparan. Nos vemos en el paraíso. Están quemando la casa. Si no tienes más noticias mías, aprovecho para disculparme por mis defectos y para decirte que te quise mucho. Acuérdate de mí en la oración. Si el buen Dios me da la gracia, te protegeré desde allí. Perdono a los que me matarán. Hacé lo mismo. Un abrazo», se despidió la monja.

Puede interesarle: Arzobispo de Mozambique destaca que «sor María es mártir de fe» tras reivindicación islamista del asesinato

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre