Religiosa liberada en Malí: «¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho?»

La monja colombiana Gloria Cecilia Narváez agradeció a Dios por su liberación, en sus primeras declaraciones. «Nuestro Dios es un Dios grande, lo que quiere lo hace en el cielo y en la tierra. Quiero elevar en este día mi acción de gracias a Dios porque lo he sentido cercano en este cautiverio», destacó, tras agradecer a los que ejecutaron las acciones necesarias para lograr que sea liberada y a las personas que oraron por ella.

Religiosa liberada en Malí
Foto: Facebook Noticias Caracol.

La religiosa colombiana liberada en Malí, Gloria Cecilia Narváez, agradeció a Dios por su liberación, al asegurar que nunca perdió la esperanza y que en el cautiverio su fe se afianzó, en sus primeras declaraciones en un video de menos de 2 minutos, el domingo 17 de octubre. La monja misionera de las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada agradeció a todos los que ejecutaron las acciones necesarias para lograr que sea liberada y a las personas que oraron por ella, luego de permanecer secuestrada durante 4 años y 8 meses.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL 

«¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho? Nuestro Dios es un Dios grande, lo que quiere lo hace en el cielo y en la tierra», indicó la hermana Gloria Cecilia. «Quiero elevar en este día mi acción de gracias a Dios porque lo he sentido cercano en este cautiverio. Mis agradecimientos a su santidad al Papa Francisco, al gobierno italiano, a los organismos de inteligencia italiana, a las autoridades de Malí, al doctor Iván Duque y a todo el gobierno colombiano, al embajador de Colombia en Italia, doctor Jorge Mario, al Gaula, a la Conferencia Episcopal, a los grupos de oración», precisó la religiosa liberada en Malí. Los Grupos de Acción Unificada por la Libertad Personal (GAULA), integrados militares y policías, son unidades de fuerzas especiales de la Fuerza Pública de Colombia.

La monja agradeció también «a las instituciones educativas, personal docente, administrativo, alumnos y exalumnos, a la congregación de Hermanas Franciscanas de María Inmaculada, a mi familia, a todas aquellas personas que oraron por mí e hicieron posible mi liberación, y aquellas que me han fortalecido y me han acogido con sus detalles y gestos de fraternidad», tras desearles «un sincero Dios les pague». La religiosa, que era parte de un grupo de misioneras en una aldea de Karangasso que ayudaban a enfermos y necesitados, fue raptada por yihadistas del Frente de Apoyo para el Islam y los Musulmanes, una rama de Al Qaeda, el 7 de febrero de 2017 en Karangasso, en el círculo de Koutiala, en la frontera entre Malí y Burkina Faso.

Puede interesarle: Liberan a la religiosa colombiana Gloria Cecilia, secuestrada por islamistas en 2017 en Malí

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre