Parlamento regional de Rusia se niega a devolver a los católicos una catedral que requiere restauración 

El templo dedicado a la Inmaculada Concepción de la Virgen María fue clausurado en 1936 y el entonces párroco Ignat Žolnerovič fue enviado a un campo de concentración. La iglesia se utilizó durante el periodo soviético como sede del archivo de la policía política y después como sede del archivo provincial. La comunidad católica desde hace 30 años pide la devolución de la catedral y se ofrece a cubrir los gastos de restauración para usar de forma permanente el edificio religioso.

Parlamento regional de Rusia se niega

El parlamento regional de Smolensk, una ciudad del oeste de Rusia, se niega a devolver a los católicos una catedral construida a finales del siglo XIX que requiere restauración. El templo dedicado a la Inmaculada Concepción de la Virgen María fue clausurado en 1936 y el entonces párroco Ignat Žolnerovič fue enviado a un campo de concentración. La iglesia se utilizó durante el periodo soviético como sede del archivo de la policía política y después como sede del archivo provincial. La catedral se construyó en la década de 1890 y se consagró en 1898, al sustituir a la anterior iglesia de la Natividad de María, que quedó pequeña para el número de fieles.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL 

La comunidad católica desde hace 30 años pide la devolución de la catedral y se ofrece a cubrir los gastos de restauración para usar de forma permanente el edificio religioso. El 27 de mayo pasado, el parlamento de Smolensk trató la cuestión de la restauración de la catedral católica de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, un gran edificio de estilo neogótico construido hacia fines del siglo XIX. Los diputados rusos constataron que el edificio se encuentra en pésimas condiciones. «La concesión permanente de la iglesia a los fieles católicos no es un tema actual, ni siquiera para un futuro próximo», sostuvo el parlamento regional de Rusia, que se niega a devolver la catedral católica. En los últimos años, la negativa fue apoyada por la Iglesia ortodoxa local, que no reconoce a la pequeña comunidad católica el derecho a utilizar un monumento prestigioso de la ciudad, situado en una calle que antiguamente solía llamarse la «calle de los católicos».

En 1922, retiraron las grandes campanas de la iglesia, que fue clausurada en 1936, cuando el párroco bielorruso Žolnerovič fue detenido y enviado a un campo de concentración en la isla de Anzer. Luego de celebrar algunas liturgias clandestinas en la cárcel, Žolnerovič recibió 5 años más de cárcel y fue enviado a Kazajistán, donde falleció en 1939. A partir de 1940, la iglesia alojó los archivos de la policía política local, y a partir de los años 60, los archivos provinciales. En 1992, a la comunidad católica que pedía la iglesia sólo se le dio un edículo funerario en el cementerio perteneciente a una familia católica— donde comenzó a celebrar la Misa. Desde entonces, el párroco es el padre franciscano polaco Ptolomeusz Kuczmik. Junto a la iglesia se encuentra el ‘Dom Ksendza’, la casa parroquial donde actualmente se reúnen los fieles para las celebraciones y todas las demás actividades, incluida la labor de Caritas.

Puede interesarle: Restituyen a católicos de Rusia iglesia clausurada por bolcheviques en 1933

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre