Pakistán premia a religiosa franciscana fallecida por coronavirus

Sor Ruth, llamada la Madre de los Niños Especiales, recibió de parte del gobierno de Pakistán un reconocimiento civil a título póstumo por el que reconoce la labor caritativa de esta religiosa franciscana durante más de 50 años.

Pakistán premia a religiosa franciscana

El gobierno de Pakistán premia a título póstumo con el Sitara-e-Imtiaz Civil Award a la religiosa franciscana Sor Ruth Lewis, de la Congregación de Cristo Rey, quien falleció por COVID-19 el pasado 20 de julio. De este modo las autoridades del país reconocen la labor de más de 50 años de Sor Ruth en favor de los más necesitados.

La religiosa de 77 años se encargaba de la atención de niños con retraso mental, algunos incluso abandonados por sus familiares. Ella fue pionera junto a otras religiosas en el trabajo en Darul Sukun (Casa de la Paz), donde acogen estos niños, además de a otras personas con diferentes discapacidades. Esta labor caritativa le valió a Sor Ruth que fuese conocida como la Madre de los Niños Especiales de Pakistán. La vida de Sor Ruth «es un orgullo para todos los católicos y para toda la nación. La decisión de premiarla es digna de admiración», declaró la activista Mariyam Kashif.

La religiosa había sido diagnosticada como positiva por coronavirus el pasado 8 de julio, e inmediatamente fue ingresada al hospital Agha Khan en la capital Karachi, ciudad donde siempre ejerció su apostolado. Al día siguiente de su ingreso al hospital, se le conectó a un respirador dada la gravedad de su situación.

Tras conocerse la muerte de la religiosa, el gobernador de Sindh, una de las cuatro provincias del país asiático, elogió los servicios de la religiosa por el bien y cuidado de los niños con necesidades especiales. Ella convirtió la Casa de la Paz en una de las más reputadas instituciones para la atención de estos chicos, destacó el gobernador.

De este modo, Pakistán premia a esta religiosa Misionera Franciscana de Cristo Rey, que fue una de las primeras en unirse en 1969 al personal de la Casa de la Paz, hogar fundado por su congregación de alrededor de 150 personas con discapacidad mental y física, en su mayoría niños y adolescentes, y del que la hermana Ruth ha estado a cargo desde 2000.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre