Obispo de Costa Rica: «Misioneras de la Caridad expulsadas de Nicaragua ofrecen su dolor»

El obispo de Tilarán-Liberia, Manuel Eugenio Salazar, indicó que las Misioneras de la Caridad expulsadas por el gobierno sandinista «pasaron momentos difíciles, de zozobra, de angustia, temerosas de su integridad física, sabiendo que entre ellas hay religiosas de diferentes nacionalidades y algunas adultas mayores». «Les dimos un caluroso recibimiento, las confortamos, secamos algunas de sus lágrimas», aseguró.

El obispo de Tilarán-Liberia, Costa Rica, Manuel Eugenio Salazar, indicó que las Misioneras de la Caridad expulsadas de Nicaragua «ofrecen su dolor», tras encargarse del recibimiento de las religiosas que llegaron al país, tras ser llevadas por las autoridades del gobierno sandinista hasta la frontera. La Conferencia Episcopal de Costa Rica confirmó que las 18 Hermanas de la Caridad de Santa Teresa de Calcuta provenientes de Nicaragua fueron acogidas en la jurisdicción eclesiástica a cargo de Salazar, al reiterar que «Costa Rica siempre tendrá las puertas abiertas para las religiosas que llegan» del país vecino.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Indicó que es un honor para la diócesis que «sus plantas pisen estas tierras», tras ratificar que rezan «por la Iglesia en Nicaragua, por sus obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas». Afirmó que la «Madre Teresa de Calcuta intercede por las hermanas expulsadas de Nicaragua» y que su diócesis «está de puertas abiertas para recibirlas, gracias por su ejemplo, entrega y servicio a los más pobres entre los pobres». «Para ellas, que guardan silencio por ser religiosas, por su espiritualidad de desaparecer, de no figurar, de no causar polémica, ellas guardan silencio y ofrecen su dolor por el pueblo costarricense, pero sí he visto que pasaron momentos difíciles, de zozobra, de angustia, temerosas de su integridad física, sabiendo que entre ellas hay religiosas de diferentes nacionalidades y algunas adultas mayores, estaban con mucha preocupación hasta que llegaron a territorio costarricense», enfatizó el prelado.

«Si por ellas hubiera sido, se quedan en Nicaragua, aman a Nicaragua, aman al pueblo nicaragüense, especialmente a los más pobres y necesitados», ratificó el obispo de Costa Rica, al referirse a las Misioneras de la Caridad. «De parte de toda la diócesis les dimos un caluroso recibimiento, las confortamos, secamos algunas de sus lágrimas y sobre todo escuché más a una de ellas, la superiora para que pudiera expresarme todo lo vivido que por respeto a ellas no hago público», aseguró el prelado, tras recordar que las religiosas, a ejemplo de la Madre Teresa de Calcuta, «pretenden amar y servir a los pobres, a los más necesitados». Las Misioneras de la Caridad mantenía una guardería, un hogar para niñas víctimas de abusos o abandonadas y un asilo de ancianos, que comenzaron a cerrar desde el 15 de junio pasado por decisión del gobierno de Daniel Ortega.

Puede interesarle: Gobierno de Nicaragua ejecuta expulsión de Misioneras de la Caridad

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre