Beatifican a 6 cistercienses mártires de la Eucaristía

El prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Marcello Semeraro, beatificó a 6 monjes cistercienses, que fueron asesinados por odio a la fe mientras defendían la Eucaristía de una horda de revolucionarios franceses en 1799. La Misa de beatificación fue celebrada en la abadía cisterciense de Casamari, donde están sepultados los sacerdotes Simeon Cardon, Domenico Zawrel, y los religiosos Maturino Pitri, Albertino Maisonade, Modesto Burgen y Zosimo Brambat.

6 cistercienses mártires de la Eucaristía
Foto: YouTube TELEUNIVERSOTV.

El cardenal y prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Marcello Semeraro, beatificó a 6 monjes cistercienses mártires, que fueron asesinados por odio a la fe mientras defendían la Eucaristía de una horda de revolucionarios franceses en 1799. El purpurado presidió la Misa de beatificación el 17 de abril pasado en la abadía cisterciense de Casamari en Italia, donde están sepultados los sacerdotes Simeon Cardon, Domenico Zawrel, y los religiosos Maturino Pitri, Albertino Maisonade, Modesto Burgen y Zosimo Brambat.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Semeraro reflexionó que el martirio de los nuevos beatos es «lejano en el tiempo» pero esto «no lo hace menos relevante». «Eran hombres frágiles y temerosos: vulnerables, como lo somos todos un poco y como se demuestra especialmente en esta fase de pandemia. Estos mártires no eran héroes de ‘cómic’, sino personas normales. Eran hombres temerosos, como lo somos todos. No eran ‘guerreros’, sino testigos del amor de Jesús que dijo a sus discípulos: ‘¡No tengan miedo!’», consideró, tras destacar que el testimonio de estos mártires también habla a la gente de hoy. «Ninguno de nosotros podrá perseverar en el seguimiento de Cristo sin tribulación, sin conflicto, sin ‘combate espiritual’», ratificó.

Misa de beatificación presidida por el cardenal Semeraro.

Al día siguiente, el Papa Francisco se refirió a los 6 cistercienses mártires de la Eucaristía luego del rezo del Regina Caeli en la Plaza de San Pedro. «En 1799, cuando los soldados franceses en retirada de Nápoles saquearon iglesias y monasterios, estos mansos discípulos de Cristo resistieron con valentía heroica, hasta la muerte, para defender la Eucaristía de la profanación», destacó el Pontífice. En la noche del 13 de mayo de 1799, el monasterio cisterciense de Casamari en Italia fue escenario del asesinato de 5 religiosos perpetrado por revolucionarios franceses que trataban de crear en el antiguo Reino de Nápoles una república satélite de la República Francesa. 3 días después, fue asesinado un sexto monje de la comunidad.

Puede interesarle: Beatifican a Joan Roig, joven asesinado en la persecución religiosa española del 36

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre