Obispos de Estados Unidos: «Se vende a las mujeres la mentira de que el aborto químico es seguro»

Los prelados indicaron que «al alejar a las mujeres de cualquier supervisión médica, los promotores del aborto están induciendo a las mujeres a tomar decisiones aisladas, inseguras y médicamente imprudentes». «La dignidad inalienable de las mujeres y de sus hijos no nacidos merece mucho más que eso», afirmaron, en una declaración firmada por el presidente del Comité de Actividades Provida de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, Joseph Naumann.

Obispos de Estados Unidos: «Se vende
Foto de archivo: Arzobispo Joseph Naumann. CNS/Tyler Orsburn.

Los obispos de Estados Unidos denunciaron que «se vende a las mujeres la mentira de que el aborto químico es seguro», tras rechazar la decisión de la administración del presidente Joe Biden de distribuir píldoras abortivas por correo, en una declaración firmada por el arzobispo de Kansas City y presidente del Comité de Actividades Provida de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), Joseph Naumann. El texto sigue a una carta que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) envió al Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, en la que precisó que se permitirá la prescripción remota de píldoras abortivas para que sean enviadas por correo. En este caso, se refiere al fármaco ‘Mifepristona’, que desde el 2000 aparece en una lista de la FDA reservada para procedimientos y compuestos de alto riesgo.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«No sólo se les vende a las mujeres la mentira de que el aborto solucionará sus problemas, sino que el aborto químico es seguro y una forma fácil de hacerlo», aseveraron los obispos de Estados Unidos, el 16 de abril pasado, Los prelados aseveraron que «es difícil ver la decisión de la FDA de no reforzar importantes protocolos de seguridad como algo distinto a una cruel capitulación a los pedidos de los activistas del aborto sin considerar la salud y seguridad de las mujeres involucradas». El fármaco sólo podría ser prescrita en persona y en un centro médico certificado. En 2020, abortistas demandaron a la administración del entonces presidente Donald Trump. Estos grupos proaborto consideraron que por la pandemia «era necesario» que supuestamente las mujeres accedan a las píldoras abortivas de forma remota.

«Una evaluación en persona por parte de un profesional médico es necesaria para determinar con precisión la edad del bebé —las píldoras abortivas están aprobadas para ser usadas en los primeros 70 días—, o si el embarazo es ectópico —algo que la mujer no puede saber por sí misma— y para evaluar si hay incompatibilidad del factor Rh entre la madre y el bebé», explicaron los obispos. «Sin esta información y el tratamiento adecuado se pone en serio peligro la salud de la mujer, su futura fertilidad y su vida. Al alejar a las mujeres de cualquier supervisión médica, los promotores del aborto están induciendo a las mujeres a tomar decisiones aisladas, inseguras y médicamente imprudentes», enfatizaron, tras aseverar que «la dignidad inalienable de las mujeres y de sus hijos no nacidos merece mucho más que eso».

Puede interesarle: Arzobispo de Kansas: «La pasión que tiene nuestra gente por construir una cultura de la vida es fuerte»

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre