Beatifican a Joan Roig, joven asesinado en la persecución religiosa española del 36

El cardenal Juan José Omella presidió la ceremonia de beatificación en la basílica de la Sagrada Familia de Joan Roig Diggle, joven de 19 años asesinado en la persecución religiosa española de 1936. "Su unión a Dios le llevó a entregar la propia vida tal como lo hizo Cristo. Incluso en el momento más duro de su vida, Joan dio testimonio del Evangelio. Habló de Cristo a aquellos que lo iban a matar", destacó Omella.

Beatifican a Joan Roig
Foto: YouTube Església de Barcelona.

El cardenal y arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, presidió la ceremonia en la que beatifican a Joan Roig Diggle, joven de 19 años asesinado en la persecución religiosa española de 1936, en la basílica de la Sagrada Familia, el sábado 7 de noviembre. La ceremonia de beatificación de Joan Roig, que dio su vida por defender la Eucaristía, respetó las medidas de seguridad y aforo determinado que fueron impuestos por el gobierno de Cataluña para evitar la propagación del COVID-19.

«Joan fue un hombre de acción y de oración, un verdadero testimonio del amor a Dios y a los hermanos. Su unión a Dios le llevó a entregar la propia vida tal como lo hizo Cristo. Incluso en el momento más duro de su vida, Joan dio testimonio del Evangelio. Habló de Cristo a aquellos que lo iban a matar», destacó Omella, durante la homilía. Al día siguiente, Francisco tras el rezo del Ángelus pidió que el ejemplo del beato «joven y valiente» Joan Roig «suscite en todos, especialmente en los jóvenes, el deseo de vivir en plenitud la vocación cristiana». El Papa destacó este domingo 8 de noviembre a Roig, que formaba parte de la Federación de Jóvenes Cristianos de Cataluña, como «un testigo de Jesús en el ambiente de trabajo, que permaneció fiel él hasta el sacrificio supremo de la vida».

Tras la polémica generada por algunas autoridades por la Misa de beatificación, el arzobispado de Barcelona indicó que la misma —que estaba prevista desde hace un año— se celebró «cumpliendo escrupulosamente» todos los protocolos de seguridad sanitaria. Reiteró que la celebración contó con un tercio del aforo del gran templo, tal como está estipulado en las normativas actuales. La jurisdicción eclesiástica enfatizó su «desconcierto por la respuesta de algunas autoridades a la celebración de una Misa que cumplía todos los requisitos legales y condiciones sanitarias». El arzobispado emitió este comunicado después que el departamento de salud informó que iniciará un expediente para investigar si en la Misa se cumplió con las medidas de protección de la salud.

Puede interesarle: El cardenal Tobin declara beato al fundador de la Orden de los Caballeros de Colón

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre