Arrestan a sacerdotes de la diócesis de Yujiang por no unirse a la Asociación Patriótica Católica China

Las autoridades del régimen comunista pusieron bajo arresto domiciliario a presbíteros de la diócesis de Yujiang que se niegan a unirse a la Asociación Patriótica Católica China. Prohibieron a los sacerdotes «participar en cualquier actividad religiosa en calidad de clérigos» como parte de su ‘castigo’.

Sacerdotes Asociación Patriótica
Foto: Forum Libertas.

El Partido Comunista de China (PCCh) realiza arrestos de sacerdotes de la diócesis de Yujiang por no unirse a la Asociación Patriótica Católica China (CPCA), tal como indicó ‘UCA News’. Un nuevo informe de la provincia de Jiangxi denunció que el gobierno de Xi Jinping continúa con las encarcelaciones de sacerdotes y obispos que se niegan a apoyar al régimen comunista.

Las autoridades comunistas pusieron bajo arresto domiciliario desde el 1 de septiembre pasado a presbíteros de la diócesis de Yujiang que se niegan a unirse a la CPCA. Prohibieron a los sacerdotes «participar en cualquier actividad religiosa en calidad de clérigos» como parte de su ‘castigo’ por no unirse a la Asociación Patriótica. Durante décadas, la Iglesia en China se encuentra entre la Iglesia ‘clandestina’ o ‘subterránea’, en comunión con Roma, y la ​​CPCA, que no lo está y que depende del régimen comunista. El 22 de septiembre de 2018 se firmó el acuerdo provisional entre China y el Vaticano para el nombramiento de obispos. Si bien los términos del acuerdo se mantuvieron confidenciales, al parecer permite a la CPCA elegir nominados para el cargo de obispo, entre los que luego el Papa Francisco seleccionaría a uno para ser nombrado.

Después de ese acuerdo, muchos sacerdotes clandestinos se negaron a unirse al CPCA, al argumentar conflictos doctrinales entre la enseñanza de la Iglesia y las reglas del régimen comunista. La Santa Sede sostuvo que algunos clérigos pueden optar por no unirse a la CPCA por razones de conciencia. El clero que se encuentra bajo arresto domiciliario incluye al obispo de Nanking, Lu Xinping, a quien se le prohibió celebrar Misa. Xinping fue reconocido por el Vaticano, pero fue consagrado como obispo de la CPCA. El acuerdo entre el Vaticano y China vence en octubre de este año. Desde la firma del acuerdo con China, muchos sacerdotes denunciaron el constante acoso de las autoridades civiles por negarse a unirse a la CPCA. Además, hubo decenas de informes de que el Partido Comunista de China derriba iglesias por supuestas cuestiones de permisos.

Puede interesarle: China pone en libertad al padre Liu pero no al obispo Zhiguo

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre