Turba de musulmanes lapida y quema viva a cristiana acusada de blasfemia en Nigeria 

La estudiante cristiana Deborah Yakubu fue apedreada y quemada viva por una turba de musulmanes tras ser acusada de supuesta blasfemia en el 'Shehu Shagari College of Education' de Sokoto. «La maté. La quemé. Esta es la caja de fósforos que usé para prenderle fuego», exclamó uno de los homicidas, en el video en el que se ve el cuerpo de la joven estudiante en llamas, publicado por varios medios.

Turba de musulmanes lapida y quema
Foto: Deborah Yakunu. Twitter Káyọ̀dé Ògúndámisí.

Una turba de musulmanes lapida y quema viva a Deborah Yakubu, una estudiante cristiana a la que acusaron de supuesta blasfemia en Sokoto, en el norte de Nigeria. Según un medio local, fue acusada de haber compartido presuntamente en el ‘Shehu Shagari College of Education’ un audio en WhatsApp en el que se habría referido de manera irrespetuosa a Mahoma, el principal profeta del islam. El asesinato de Yakubu hizo que las autoridades locales dispusieran el cierre del centro de estudios y que se ordene una investigación.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Espíritu Santo de fuego, nada nos pasará. El grupo no fue creado para enviar cosas sin sentido. Se creó para enviar preguntas sobre pruebas o asignaciones y no para cosas sin sentido. Qué clase de profeta, profeta sin sentido», se escucha decir a una mujer en un audio, que habría sido usado como «prueba» por la turba para asesinar a Deborah. Varios medios publicaron el video en el que se ve la lapidación y el cuerpo de la joven estudiante en llamas. «La maté. La quemé. Esta es la caja de fósforos que usé para prenderle fuego», exclamó uno de los jóvenes homicidas, quien vestía prendas musulmanas. Además, en el video se oye a otro joven gritar «Alá es grande».

En inglés.

El obispo de Sokoto, Matthew Hassan Kukah, precisó que recibió con gran impacto la noticia de la tragedia y repudió el asesinato de la joven cristiana. «Pedimos a las autoridades que investiguen esta tragedia para asegurar que todos los culpables asuman su responsabilidad. La única obligación que se le debe a su familia inmediata, a sus compañeros y a las autoridades de la escuela es que se asegure que los culpables de este acto inhumano, sin importar su motivación, sean castigados de acuerdo a las leyes de nuestra tierra», aseveró, al indicar que el caso «debe tratarse como un acto criminal y la ley debe seguir su cauce». El prelado exhortó a los cristianos en Sokoto y los alrededores a «mantenerse en calma y a rezar por favor por el reposo del alma de Deborah», a quien una turba de musulmanes lapida y quema viva.

Puede interesarle: Revelan que 3.462 cristianos fueron asesinados en Nigeria en primeros meses de 2021.

5 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre