Roban ayuda que recibieron familias cristianas afectadas por inundaciones en Pakistán

Algunas familias cristianas, que recibieron bienes de primera necesidad de la diócesis local, en la aldea de Allah Bachao Shoro, cerca de Hyderabad, fueron asaltadas. «Vivimos aquí desde hace 40 años y nunca vimos este tipo de situaciones porque todos somos pobres. Después de lo que pasó, nuestra comunidad cristiana tiene miedo y quiere mudarse a otro lugar», denunció Abdul Majeed, catequista local.

Roban ayuda que recibieron familias

Desconocidos roban la ayuda que recibieron algunas familias cristianas afectadas por las inundaciones en el sur de Pakistán. En las últimas semanas, tras la campaña de ‘Asia News’, fueron rescatadas 90 familias cristianas, musulmanas e hindúes que viven en la aldea de Allah Bachao Shoro, cerca de Hyderabad. Se distribuyeron tiendas de campaña, mosquiteros y raciones de alimentos, pero no son suficientes para todos y algunas familias cristianas, después de recibir bienes de primera necesidad de la diócesis local, fueron atacadas después de que asaltaran los productos que recibieron.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Vivimos aquí desde hace 40 años y nunca vimos este tipo de situaciones porque todos somos pobres. Pero después de las inundaciones la pobreza se cuadruplicó y ahora muchas personas roban para mantener a sus familias», denunció Abdul Majeed, un catequista local. «Después de lo que pasó, nuestra comunidad cristiana tiene miedo y quiere mudarse a otro lugar, vivimos en tiendas de campaña junto a los canales, llegó la época de invierno y no tenemos ropa de abrigo, mantas o acolchados», sostuvo, después de que roban la ayuda que recibieron las familias cristianas. La mayoría de ellos son agricultores cristianos que se ven obligados a ir a Hyderabad en busca de trabajos jornaleros porque las tierras de cultivo están inundadas.

El obispo de Hyderabad, Samson Shukardin, ya había identificado en los últimos días episodios de discriminación contra los cristianos. «En algunos casos les dijeron a los cristianos ‘esto no es para ustedes, es para todos’, y no les entregaron los alimentos. En muchos lugares no se trata a todas las personas de la misma manera», indicó el prelado, quien también explicó que pese a que el agua retrocedió, todavía hay problemas graves en la región. «El primero son los alimentos. Estamos dando dinero a los agricultores para que vuelvan a sembrar, pero la tierra todavía no está lista y, de todos modos, falta mucho para poder cosechar. Y luego está la asistencia sanitaria a los que perdieron todo y siguen viviendo en condiciones precarias», sostuvo. Además, muchas iglesias sufrieron daños y no está claro si los programas de ayuda del gobierno serán suficientes para que Sindh se recupere.

Puede interesarle: Cristianos afectados por inundaciones de Pakistán padecen discriminación en reparto de ayudas.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre