Partido comunista de China detiene a sacerdote católico no oficialista

El Partido comunista de China detuvo a Liu Maochun, de 46 años, un sacerdote católico no oficialista de la diócesis de Mindong, Fujian, cuando fue a un hospital para visitar a algunos enfermos. No es la primera vez que arrestan al presbítero que pertenece a la Iglesia clandestina. Las presiones sobre los presbíteros católicos se incrementaron frente a una posible e inminente renovación del acuerdo provisional del Vaticano con China.

Partido comunista China sacerdote

El Partido comunista de China detuvo a Liu Maochun, de 46 años, un sacerdote católico no oficialista de la diócesis de Mindong, Fujian, durante la tarde del 1 de septiembre pasado cuando fue a un hospital para visitar a algunos enfermos, tal como precisó ‘Asia News’ el jueves 17 de septiembre. No es la primera vez que arrestan al presbítero que pertenece a la Iglesia clandestina y se niega a suscribir la adhesión a la llamada ‘Iglesia independiente’ oficialista que se somete al régimen de Xi Jinping. En años anteriores fue llevado a prisión y sufrió varios intentos de lavado de cerebro.

Miembros de la Oficina de Asuntos Religiosos lo arrestaron y lo trasladaron a un lugar desconocido. Actualmente, no se tiene información el paradero del sacerdote. Las autoridades comunistas confirmaron que el presbítero está en manos de la Oficina de Asuntos religiosos. Los papás de Liu Maochun necesitan con urgencia la asistencia de su hijo sacerdote. El papá de Liu tiene 86 años, su movilidad es reducida y está muy enfermo, mientras que su madre, de 70 años, también está enferma. Según información proveniente de Mindong, al menos 20 sacerdotes se niegan a adherir a la ‘Iglesia independiente’, sufren continuamente las presiones del gobierno local y se ven privados de la libertad de asistir a los fieles.

Las presiones sobre los presbíteros católicos se incrementaron frente a una posible e inminente renovación del acuerdo provisional del Vaticano con China. Los problemas y presiones afectan también al obispo de Mindong, Vincenzo Guo Xijin, quien es visto como una de las víctimas del acuerdo China-Vaticano, firmado hace dos años y que expira en los próximos días. La diócesis de Mindong, con una sobreabundancia de fieles y clero de la comunidad no-oficial, se convirtió en una especie de ‘proyecto piloto’ para la actuación del acuerdo provisional. Tras la firma del acuerdo se levantó la excomunión que regía sobre el obispo oficial Vicente Zhan Silu. A pedido del Papa Francisco, Guo aceptó ser degradado a obispo auxiliar, para dejar la sede de obispo ordinario a Zhan.

Puede interesarle: Sociedad Internacional de Derechos Humanos pide que no se renueve el acuerdo entre la Santa Sede y China

2 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre