Obispos de Perú piden que se corrija «excesiva limitación de aforo» en templos

La Conferencia Episcopal de Perú, presidida por el arzobispo Miguel Cabrejos, aseveró que «no hay justificación para mantener los templos cerrados, si es que se mantienen abiertos los supermercados, donde se congregan muchas personas y existe alto nivel de movilización». Recordó que gracias al 'Protocolo para las Actividades Religiosas de la Iglesia católica en tiempos de pandemia' «no se registraron contagios por la participación en estas actividades religiosas».

Obispos de Perú piden que se corrija
Foto: Conferencia Episcopal Peruana.

Obispos de Perú piden que se corrija la «excesiva la limitación de aforo para los templos», en una carta enviada al presidente Francisco Sagasti para pedirle que intervenga frente a los criterios establecidos, tras una serie de medidas que él estableció para frenar la segunda ola de COVID-19, que implica la clasificación de las regiones en 3 niveles: alto, muy alto y extremo, de acuerdo a la gravedad de la pandemia. La Conferencia Episcopal de Perú, presidida por el arzobispo Miguel Cabrejos, recordaron, en su carta del 17 de marzo pasado, que gracias al ‘Protocolo para las Actividades Religiosas de la Iglesia católica en tiempos de pandemia’, publicado el 12 de octubre de 2020, «no se registraron contagios por la participación en estas actividades religiosas».

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Nos dirigimos a usted para pedir su intervención a fin de que se corrijan los criterios establecidos para el aforo de participación de los fieles en las calificaciones que se vienen dando a las provincias y regiones del país a causa de la pandemia», indicó la CEP. Consideró, tras demostrar que «el cumplimiento de nuestro Protocolo garantiza las condiciones de salud», que es «excesiva la limitación de aforo para los templos establecida en las categorías que el Ministerio de Salud diseñó para el control de esta pandemia». Explicó que esto se hace más evidente cuando «a otros rubros de la vida social se establecen niveles de aforo mayores, a pesar que la movilidad de las personas es mucho mayor que en los templos donde los fieles participan de las actividades religiosas sin mucho movimiento». Los prelados denunciaron que en Semana Santa, del 28 de marzo al 3 de abril próximo, «muchos fieles se verían limitados de expresar libremente su fe, a pesar que estén dispuestos a cumplir todos los protocolos sanitarios debidamente establecidos». Frente a la situación, solicitaron al presidente Sagasti «su inmediata intervención» para corregir el aforo, tras proponer que el mismo en las iglesias de ciudades con nivel de alerta extrema sea de un 20%, en ciudades de alerta muy alta 30%, y en ciudades con nivel de alerta alta 40%.

«¿Cómo es qué se restringen derechos fundamentales amparados por nuestra Constitución cuando en realidad se permiten otros que no lo son? Dicha disyuntiva es la que demandamos sea esclarecida, la decisión de imponer un aforo completamente reducido frente a las facilidades otorgadas para el ejercicio de actividades económicas, bajo ningún concepto invocado por las entidades públicas competentes», enfatizaron los obispos de Perú, que piden que se corrija la situación, tras sostener que «no hay justificación para mantener los templos cerrados, si es que se mantienen abiertos los supermercados, donde se congregan muchas personas y existe alto nivel de movilización». Para las regiones en nivel extremo se prohíbe la apertura de iglesias y lugares de culto, mientras que se permite el 20% de aforo en tiendas en general, centros comerciales, galerías, conglomerados y tiendas por departamento, y 30% para zonas internas con ventilación en restaurantes y 30% al aire libre. En el nivel muy alto, las iglesias y lugares de culto pueden alcanzar el 20% de aforo, mientras que las tiendas en general pueden recibir clientes hasta el 30% de su capacidad. Asimismo, los restaurantes y afines pueden tener un 30% de aforo al interior y 40% al aire libre. En el nivel alto las iglesias pueden llegar al 30% del aforo, mientras que las tiendas en general llega al al 40%.

Carta de la CEP al presidente Sagasti en PDF.

Puede interesarle: Arzobispo Eguren: «Las fuentes de mayor contagio no están en las iglesias».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre