Arzobispo Eguren: «Las fuentes de mayor contagio no están en las iglesias»

El arzobispo de Piura y Tumbes, José Antonio Eguren, afirmó que las fuentes de mayor contagio de coronavirus no están en las iglesias, sino en otros lados como el transporte público y los mercados, después de un mes de las reapertura de las mismas en la jurisdicción eclesiástica de Perú.

Arzobispo Eguren contagio iglesias
Foto: Video Facebook Arzobispado de Piura,

El arzobispo de Piura y Tumbes, José Antonio Eguren, afirmó que «las fuentes de mayor contagio no están en las iglesias», después de un mes de las reapertura de las mismas en la jurisdicción eclesiástica de Perú. Los templos reciben a los fieles con las medidas sanitarias que se indican en el protocolo para las actividades religiosas durante la pandemia de coronavirus y cumplen con la guía de la arquidiócesis. Hasta el lunes 7 de septiembre, se reportaron en el país andino 689977 casos de infectados, 29838 de muertos y 515039 de recuperados.

«Decir que la Iglesia es la fuente principal de contagio es un despropósito, habiéndose prácticamente normalizado la vida social, laboral y comercial. Las fuentes de mayor contagio no están en las iglesias, sino que están mayoritariamente en otros lados: en el transporte público y en los mercados», aseguró el prelado, en diálogo con RPP. Dos días antes, la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, sostuvo la apertura de iglesias no está contemplada y que no recibió ningún pedido de la Conferencia Episcopal de Perú para ello, pese a que su cartera aprobó el protocolo presentado por los obispos. Eguren indicó que «si se siguen estos protocolos como se debe, la apertura de los templos, en el caso de Piura y Tumbes, –que es para la oración personal de los fieles y la adoración eucarística en forma privada– no tendría por qué producirse ningún aumento de casos de contagio de COVID-19».

Precisó que los protocolos que aplican «suponen que al finalizar el día se desinfectan los templos y las bancas con el uso de lejía disuelta en agua o con amonio cuaternario, que es mejor que la lejía porque permanece más tiempo y de esa manera se controla más el virus». El arzobispo Eguren aseguró que para abrir los templos consultó con médicos de la región y del ‘Comando COVID’, ente del gobierno creado para afrontar la pandemia, y se tuvo en cuenta los protocolos ya mencionados, al descartar que las mayores fuentes contagio se encuentren en las iglesias. «Los párrocos se fueron preparando desde junio y julio. Fueron señalizando las rutas de ingreso y salida del templo, formando equipos de voluntarios laicos que tomaran la temperatura, ofrecieran alcohol o gel e indicaran dónde desinfectar el calzado, teniendo siempre en cuenta el distanciamiento social», enfatizó.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre