Obispo Olivera: «Enrique Shaw fue pionero en su empresa de lo que hace a la Doctrina Social de la Iglesia»

El pasado martes 4 de mayo de 2021 entrevistamos en 'Verdad en Libertad TV' a Santiago Olivera, obispo castrense de Argentina y delegado para las Causas de los Santos de la Conferencia Episcopal Argentina, para que nos hable sobre Enrique Shaw, recientemente declarado venerable por el Papa Francisco.

Obispo Olivera «Enrique Shaw
Foto: ACDE.

El obispo Santiago Olivera, delegado para las Causas de los Santos de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), explica en una entrevista exclusiva para Verdad en Libertad TV cuestiones relacionadas con el empresario argentino Enrique Shaw, dado que el Pontífice autorizó la promulgación del decreto de la Congregación para las Causas de los Santos que reconoce las virtudes heroicas del fiel laico.

Enrique Shaw, empresario comprometido y padre de familia

«Es una alegría poder conversar sobre el venerable ya Enrique Shaw, un laico argentino que nació en París, pero podríamos decir por casualidad. Su padre estaba allí por destino de trabajo. De niño, volvió a la Argentina y aquí hizo toda su corta y fecunda vida. Era un padre de familia, en su origen también era un miembro de la Armada Argentina, pero fundamentalmente se lo conoce como un empresario, un trabajador en la Iglesia, como parte de la Acción Católica Argentina (ACA), como promotor y fundador de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE). También un pionero en la Universidad Católica (UCA). Podríamos decir que fue un hombre que ha vivido su compromiso empresario, pero también con la clara mirada sobre la Doctrina Social de la Iglesia. Fue un impulsor y también pionero en este campo en su empresa de los valores cristianos, a lo que hace a nuestra Doctrina Social. Es un hombre padre de familia, con 9 hijos, que murió muy joven a los 41 años, y sin embargo nos ha legado tanto. Es apasionante conocer su vida y su historia. Para la Argentina es un nuevo regalo que tengamos este venerable y quiera Dios pronto, santo, obviamente en el proceso pasando primero por la beatificación. Rezamos por esto y damos gracias a Dios por esta figura, ya como venerable que es, vivir con las virtudes heroicas, tanto las cardinales como las teologales. Es un hombre de Dios, providencial para nuestro tiempo. Estamos transitando el Año de la Familia y es un acabado modelo de la familia, laico y comprometido».

 ‘Venerable’, nuevo término que el Papa reconoció para Enrique Shaw

«Cuando iniciamos un proceso, cuando nada se opone a que se comience, se considera a este candidato como siervo de Dios. Ahí comienzan los estudios de su vida, de sus escritos, si los tuviera, conferencias, y se estudia si él ha vivido a la luz de testimonios y de todo lo que se conozca sobre su vida ha vivido heroicamente las virtudes cristianas, teologales y cardinales. Se hace todo un estudio. Después de ese intenso estudio, el Santo Padre, cuando le ha presentado el prefecto la posibilidad de que sea considerado venerable, firma el decreto o autoriza al cardenal prefecto para que dé a conocer que es venerable. Lo que significa es que dice que esta persona vivió de un modo heroico las virtudes teologales y cardinales, y ahí lo deja en la ‘gatera’, como la posibilidad de que en el caso de que haya un supuesto milagro que pueda ser declarado, primero beato y luego santo. Es muy importante que sea venerable; a los fines del culto, continuamos como siervo de Dios, un culto privado, no estamos adelantando el juicio de la Iglesia. Le pedimos bajo su intercesión… En este caso concreto, en Roma, comenzará a estudiarse un supuesto milagro que hace un tiempo ha sido presentado y esto lo que cambia fundamentalmente. Además de la estampa de poner el nombre venerable, es siervo de Dios venerable Enrique Shaw. Esto quiere decir que ha vivido heroicamente las virtudes teologales y cardinales».

«ENRIQUE SHAW ha vivido heroicamente las virtudes teologales y cardinales».

El aporte del  testimonio católico de Enrique Shaw a la Iglesia y a la sociedad en Argentina

«Me parece que en este tiempo que estamos viviendo, además de esto de la pandemia en el que sufre la economía a nivel mundial, y lógicamente la Argentina, es un llamado a los empresarios porque él tuvo siempre a sus obreros, considerándolos parte de una familia. La familia empresarial, la familia de su empresa, que era no sólo los dirigentes sino también los obreros que hacen posible que una empresa rinda y crezca y se desarrolle. Él creía fervientemente también que el desarrollo y la dignidad debían darse para todos, aún para los obreros. Podríamos decir una economía solidaria, social. Hoy el Papa Francisco nos habla de eso y por lo tanto estar dispuesto, por ejemplo, un empresario a ganar un poco menos en estos tiempos de crisis. Que todos ganen, pero ninguno pierda o que pierdan cada uno un poco. Pero no que algunos estén más desprotegidos. Él mismo en su vida —tenemos testimonios— ha trabajado para que no queden los hombres y mujeres de su empresa sin trabajo. Ha sido creativo. Me parece que esta economía social, economía con mirada fraterna, un desarrollo y una dignidad para todos sus obreros —que él tanto llamaba y quería allí— es un modelo acabado. También lógicamente, era un laico, padre de familia, que en esa realidad familiar el encontraba la respuesta a lo que Dios le pedía y por lo tanto la respuesta a la santidad. Me parece que es un modelo para la familia. Es un modelo para los laicos, un compromiso en su trabajo, pero también un compromiso con la Iglesia de su tiempo, trabajando en distintas instituciones, creando instituciones a favor de un compromiso de fe que se encarna en una vida más digna para todos. Un desarrollo espiritual para todos. Me parece que es un modelo que es providencial que en este tiempo llegue a todos, y llegue a nuestra Patria. Le enseña a los empresarios, también enseña a los obreros a ser parte y no sólo ver la empresa como el lugar donde uno solo va a buscar el trabajo sino también la dignidad de su trabajo y la promoción humana, y a los padres de familia. Un hombre felizmente casado, con 9 hijos, ocupándose de ellos a pesar de su arduo trabajo. Seguramente en el trabajo de la empresa y su compromiso con la Iglesia también tenía que ir alternando su vida familiar».

«es un modelo que es providencial que en este tiempo llegue a nuestra Patria».

Documental Enrique Shaw, ‘El apostol sonriente’ – ACDE. 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre