Miles de argentinos vuelven a peregrinar a pie a Luján

La 47 Peregrinación Juvenil a pie a Luján, con el lema 'Madre del Pueblo, te pedimos por la salud y el trabajo', se realizó con trayectos más cortos, barbijos y distancia social, al cumplir el protocolo por la pandemia, tras la suspensión del 2020. El cardenal y arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, que presidió la Misa central en la Plaza Belgrano, exhortó a apostar «a la familia».

Miles de argentinos, en su mayoría jóvenes, vuelven a peregrinar a pie a Luján, el sábado 2 de octubre, con el cumplimiento de los protocolos sanitarios por la pandemia de COVID-19, tras la suspensión del año pasado. La 47 Peregrinación Juvenil a pie a Luján, con el lema ‘Madre del Pueblo, te pedimos por la salud y el trabajo’, se realizó con trayectos más cortos —al salir desde otras paradas—, barbijos y distancia social. Además, hubo una lluvia que acompañó cerca de una hora a los devotos de la Virgen. En 2020, la peregrinación a pie no se realizó por las medidas tomadas por el coronavirus. La imagen peregrina de la Virgen de Luján es la misma que bendijo el Papa Francisco en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) del 2013 y es la que recorre el país.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Vemos más gente de la que esperábamos, venciendo temores de la pandemia que todavía atravesamos, la gente se largó igual a la calle a caminar; es maravilloso», precisaron desde la organización, al ser consultados sobre la cantidad de fieles que participan de la peregrinación. La manifestación de fe, que se extendió unos 60 kilómetros hasta la basílica, comenzó de modo formal con la salida a las 8 de la mañana de la imagen peregrina de la Virgen de Luján desde el santuario de San Cayetano en el barrio porteño de Liniers, tras la bendición de Juan Carlos Ares, obispo auxiliar de Buenos Aires. Desde la madrugada numerosos fieles también comenzaron a marchar rumbo a Luján, al seguir la sugerencia de la Comisión Arquidiocesana de Piedad Popular para evitar la aglomeración de personas, en la que miles de argentinos vuelven a peregrinar a Luján. A las 6.45 del domingo 3 de octubre, llegó la imagen de la Virgen a Luján. El cardenal y arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, presidió la Misa central celebrada a las 7 de la mañana del domingo, en la Plaza Belgrano, frente al santuario por la 47 Peregrinación Juvenil a Pie a Luján.

«¡Es un día de fiesta para nosotros! La renovación de la peregrinación este año es una muestra de cuánto nos ama Dios», destacó el purpurado, quien exhortó a apostar «a la familia». «Cuando todo se mueve, lo más sólido que tenemos es nuestra familia. Apuesten a su familia, dediquen tiempo, hemos escuchado durante estas jornadas cómo vienen a pedir por sus familias, por la salud, por el amor, por el trabajo», reflexionó. «Ahí están nuestros principales valores, es lo mejor que tiene la Patria. Dedíquenle tiempo porque todo lo que recibimos en la familia, todo lo que se mama en la familia, nos dura la vida entera. Ahí se cultiva el amor, ahí está la fuerza de nuestra Nación», aseguró Poli, quien también se refirió a la peregrinación como la reserva religiosa de nuestra Patria. «Mirando a la Madrecita, le vamos a pedir por los que peregrinaron y por los que se pusieron al servicio de la peregrinación. Vamos a darles las gracias por la fuerza que tuvieron para llegar a Luján y poder celebrar esta fiesta. Pero esas son las gracias que atrajo la Madre para cumplir esta peregrinación espiritual, esta reserva religiosa que tiene nuestra Patria, estos valores tan lindos de nuestra fe», aseguró.

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre