Iglesia en Paraguay celebra 97 aniversario de nacimiento de beata ‘Chiquitunga’

El presidente de la Conferencia Episcopal de Paraguay, Adalberto Martínez, presidió la Misa central por el 97 aniversario del nacimiento de María Felicia de Jesús Sacramentado, conocida como 'Chiquitunga', la primera beata del país, en Villarrica, su tierra natal. La diócesis local, lugar donde nació la carmelita en 1925, recibió una reliquia de primer grado de la carmelita.

La Iglesia en Paraguay celebra el 97 aniversario del nacimiento de María Felicia de Jesús Sacramentado, conocida como ‘Chiquitunga’, la primera beata del país, el miércoles 12 de enero, en su tierra natal. La diócesis de Villarrica, lugar donde nació la carmelita en 1925, recibió el día anterior una reliquia de primer grado de la beata, que recorrió parroquias, hospitales y lugares históricos donde vivió ‘Chiquitunga’, y además acompañó momentos de oración y Misas.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

El obispo de Villarrica y presidente de la Conferencia Episcopal de Paraguay (CEP), Adalberto Martínez Flores, presidió la Eucaristía central en la que destacó que «’Chiquitunga’ nos sigue enseñando las maravillas del Señor, ella nos habla hoy proféticamente». «Ella era mística adoradora de Jesús Sacramentado y lo encontraba en su corazón convertido en sagrario. Ese sagrario que tenemos todos al recibir a Jesús en la Comunión», precisó el prelado, al indicar que la primera beata paraguaya «encontraba a Jesús en el rostro de los pobres, en los niños, en los jóvenes, encontraba el rostro del Señor en los miserables, tocaba a Jesús en los enfermos, en los leprosos, en los tuberculosos, en los ancianos, eran ellos los que le daban alegría la entrega total de su ser».

Reflexionó que la joven beata, que falleció a los 34 años, «se encontró con el verdadero amor de su vida, reconociéndolo especialmente en el amor crucificado y en los desfigurados rostros del crucificado a quien ella encontraba en el camino». «Ahí está la llave y el secreto de ese gran amor que va más allá del amor humano», aseguró, y al tomar ejemplo animó a los fieles a pedir al Señor que «podamos abrazar como ella las pruebas cotidianas que nos da la vida, para participar de la vida y de las fuerzas del Resucitado». «Aún en medio de todos los padecimientos, nadie ni nada pudo robarle a ‘Chiquitunga’ la esperanza ni la alegría de sentirse plenamente amada por Dios», enfatizó el prelado, en la Misa donde la Iglesia en Paraguay celebra el 97 aniversario del nacimiento de su primera beata.

Puede interesarle: Católicos de Paraguay reciben las reliquias de ‘Chiquitunga’, su primera beata

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre