Gobierno de Turquía resta importancia a acto vandálico en Santa Sofía

Los agresores arrancaron pedazos de una imponente puerta de roble en la entrada de la ex basílica Santa Sofía, que fue reconvertida en mezquita por decisión del mandatario Recep Tayyip Erdogan. Se desconoce la identidad de los vándalos y tampoco se llevó adelante una investigación adecuada para localizar a los responsables del hecho.

Gobierno de Turquía resta importancia

El gobierno de Turquía resta importancia al acto vandálico contra la puerta imperial perpetrado el mes pasado por individuos no identificados en la ex basílica Santa Sofía, que fue reconvertida en mezquita por decisión del mandatario Recep Tayyip Erdogan, como parte de una campaña de progresiva «islamización» de la sociedad turca. Se teme que en puedan producirse otros incidentes más graves en la ex basílica cristiana, que actualmente funciona como lugar de culto musulmán.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Los agresores arrancaron pedazos de una imponente puerta de roble en la entrada del templo. Hasta la fecha, se desconoce la identidad de los vándalos y tampoco se llevó adelante una investigación adecuada para localizar a los autores y los responsables del hecho. Al mismo tiempo, desde el principio los actuales custodios del edificio intentaron minimizar los daños y la gravedad del hecho, por lo que desde el gobierno de Turquía se resta importancia al ataque. Los expertos en antigüedades ya dieron la voz de alarma y la UNESCO había amenazado con retirar a Santa Sofía —y Chora— de la lista del Patrimonio Mundial, dado que bajo el control del gobierno turco y convertida en mezquita iba a perder su valor universal.

Serif Yasar, director del sindicato turco que agrupa a los especialistas en Historia del Arte, aseveró que los daños en las puertas «podrían ser el primero de muchos desastres en el sitio del patrimonio mundial» debido al creciente estado de «abandono». Aseguró que «si no se toman medidas para proteger» el edificio, la cúpula de Santa Sofía «podría derrumbarse sobre los fieles antes de 2050». Un grupo de estudiosos consultados por al-Monitor precisó que desde que esta estructura simbólica pasó del Ministerio de Cultura turco al control del Departamento de Asuntos Religiosos, «no se lo valora realmente» ni recibe una protección adecuada de los «riesgos medioambientales y estructurales» que corre. Indicó que este descuido podría «comprometer seriamente este enorme pero al mismo tiempo frágil edificio».

Puede interesarle: Ocultan los mosaicos cristianos de la basílica de Santa Sofía

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre