Fundación pontificia asiste a personas con discapacidad en Siria

Ayuda a la Iglesia Necesitada se encarga de brindar asistencia a las personas con discapacidad, a través de la Iglesia en Siria. «Ahora con ayuda de la Iglesia y nuestros pequeños salarios podemos tener fondos suficientes que nos permiten sobrevivir. Recibimos ayuda en nuestra parroquia con cupones de comida, lo que nos ayuda a traer a casa las necesidades básicas. Sin su apoyo acabaríamos en una situación devastadora», aseguró una de las mujeres beneficiadas.

La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada asiste a personas con discapacidad en Siria, a través de la Iglesia local, el que es parte de uno de sus proyectos y por el que realiza su campaña ‘Enciende tu luz por Siria’. Un matrimonio ayudado por la Iglesia en Siria brindó su testimonio en ‘Trece Al Día’ de la cadena de televisión ‘Trece’. El país de Oriente Próximo sufre las consecuencias desde hace más de 11 años de una guerra que dejó al 90% de su población en la pobreza, y donde la comunidad cristiana, afectada, disminuye.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Mi esposo Coco y yo somos sordomudos. Durante la guerra solíamos sentir la vibración del suelo y el temblor cada vez que había bombardeos», indicó una de las mujeres asistidas. «Los niños nos hacían saber lo que estaba pasando durante el ataque y nos conducían por rutas seguras cada vez que tratábamos de escapar. Durante la guerra nuestra situación financiera se deterioró mucho. Antes de la guerra tenía mi propio taller de coches. Hoy tengo trabajo en un restaurante donde lavo platos, pero con la inflación no puedo ni siquiera comprar comida con mi pobre salario. Por eso la mayoría de las veces traigo comida del restaurante», precisó Coco, una de las personas con discapacidad a las que asiste la fundación pontificia.

La esposa de Coco indicó que empezó «a trabajar en taller de sastrería, pero también con un sueldo muy pobre». «Ahora con ayuda de la Iglesia y nuestros pequeños salarios podemos tener fondos suficientes que nos permiten sobrevivir», aseguró. «Antes del estrés de la guerra yo estaba en gran forma. Debido a los horrores y las luchas, perdí mucho peso. Muchos días no comíamos para dejar la comida a nuestros hijos para que no muriesen de hambre», recordó Coco. «Gracias a los donantes de Ayuda a la Iglesia Necesitada recibimos ayuda en nuestra parroquia con cupones de comida, lo que nos ayuda a traer a casa las necesidades básicas. Sin su apoyo acabaríamos en una situación devastadora. Estamos muy agradecidos a nuestra parroquia porque también se están encargando de educar a nuestros hijos y a nuestro sacerdote que nos acoge para enriquecer nuestra vida espiritual y acercarnos más a Dios», destacó la mujer.

Puede interesarle: Iglesia en Siria organiza actividades para personas mayores para mejorar su salud física y espiritual.

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre