Por Jennifer Almendras. Fallece Agustín Radrizzani, arzobispo emérito de Mercedes-Luján.

Esta semana los medios digitales se centraron distintos temas relativos a la vida de la Iglesia. Destacamos la noticia publicada a primera hora del miércoles 2 de septiembre en diferentes medios locales digitales: el fallecimiento del arzobispo Agustín Radrizzani.

El arzobispo emérito de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani, fallece durante la madrugada del miércoles 2 de septiembre mientras se encontraba internado en el Hospital Interzonal General de Agudos de Junín y a la espera del resultado del hisopado que le realizaron por posible COVID-19. El prelado, de 75 años, fue hospitalizado el martes 1 de septiembre por un cuadro febril.

Entrevista concedida por el arzobispo Radrizzani a Verdad en Libertad en 2013

El arzobispo de Mercedes-Luján, Jorge Eduardo Scheinig, indicó que la causa del fallecimiento del prelado emérito fue «una insuficiencia respiratoria debido a una neumonía bilateral», mientras esperaba aislado el resultado de la prueba que le practicaron. En las últimas horas, Scheinig había precisado que Radrizzani vivía con la mamá en el Hogar San José de Junín, atendido por las hermanas de los Ancianos Desamparados de Santa Teresa de Jesús Jornet. «Les pido por favor que nos unamos en la oración agradecida por su vida y su ministerio en la Iglesia en la Argentina, en la Congregación Salesiana, en las diócesis de Lomas de Zamora, de Neuquén, y en especial en nuestra arquidiócesis [de Mercedes-Luján]», pidió Scheinig, en el comunicado en el que informó que a las 19 presidirá una Misa que será transmitida por los medios propios de la arquidiócesis.

«Juntos pediremos para que esté en la presencia de Dios nuestro Padre al que le dio toda su vida con inmensa entrega y generosidad. También a María Auxiliadora a quien, junto a las advocaciones de Lujan y de nuestra Señora de la Mercedes, amaba profundamente. Les pido que recemos por su mamá que cumplirá 98 años y que vive en el Hogar de las hermanas», destacó el prelado. Radrizzani nació en Avellaneda, en Buenos Aires, el 22 de septiembre de 1944. Ingresó a la Congregación Salesiana de Don Bosco y fue ordenado sacerdote el 25 de marzo de 1972 en Turín, Italia. En 1988 fue nombrado por la congregación salesiana de Don Bosco como Maestro de Novicios del noviciado San Miguel en la ciudad de La Plata hasta el año 1989-1990 y en 1991 fue ordenado obispo. Allí se encargó de la dirección espiritual de los Novicios de Centeraio de Don Bosco.

Radrizzani fue elegido obispo de Neuquén el 14 de mayo de 1991; ordenado obispo el 20 de julio de 1991, en Bernal, Buenos Aires. Luego fue trasladado como obispo de Lomas de Zamora, el 24 de abril de 2001. Posteriormente, fue promovido a arzobispo de Mercedes-Luján el 27 de diciembre de 2007, en la que tomó posesión e inició su ministerio pastoral como tercer arzobispo -sexto diocesano- de Mercedes-Luján el 29 de marzo de 2008. El 24 de septiembre de 2019 presentó su renuncia como arzobispo de Mercedes-Luján por motivos de edad tras cumplir 75 años, tal como establece Código de Derecho Canónico. En la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) fue miembro de las comisiones de Liturgia y Educación Católica.

En otro orden de cosas, algunos medios digitales destacaron que Francisco retomó las audiencias generales con presencia de fieles después de casi 6 meses. Clarín rotuló en una nota de Julio Algañaraz: «Fieles apretujados, Papa sin barbijo y unos besos sorpresivos: así fue la primera audiencia general después de 6 meses». Francisco, sin mascarilla, reanudó los tradicionales encuentros en el patio de San Dámaso ante 500 fieles que se amontonaron para saludarlo. Tras 6 meses de cuarentena (189 días) el Papa Francisco, como siempre sin usar el barbijo, reanudó este miércoles en el Vaticano las audiencias generales dedicando su discurso principal a la solidaridad, con una audiencia de fieles apretujados. Infobae tituló: «El Papa celebra su primera audiencia con fieles tras 6 meses de aislamiento y ensalza el papel de la solidaridad». Cerca de 500 fieles acuden a la audiencia entre estrictas medidas de seguridad: toma de temperaturas, hidrogel, mascarillas y distancia.

Fuente imagen principal de Agustín Radrizzani: Redacción VenL.

Puede interesarle: Entrevista de archivo al arzobispo Agustín Radrizzani, en exclusiva para Verdad en Libertad

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre