Diócesis de Añatuya denuncia vandalización de imagen de María

La diócesis de Añatuya aseveró que «romper, pintar o burlarse de la fe, de las imágenes religiosas o de los ámbitos sagrados para la inmensa mayoría de los argentinos no es algo banal y ante lo que podamos quedar indiferentes», tras denunciar la vandalización de la imagen de la Virgen de la Medalla Milagrosa en el Paseo de la Fe en la ciudad.

Diócesis de Añatuya denuncia vandalización
Foto: Catedral de Añatuya. Fundación Gottau.

La diócesis de Añatuya, a cargo del obispo  José Luis Corral, denuncia la vandalización de la imagen de la Virgen de la Medalla Milagrosa —fue decapitada— en el Paseo de la Fe en la ciudad local, ubicado sobre avenida San Martín, donde se encuentran varias imágenes que representan la religiosidad de la ciudad. La estatua dañada fue descubierta por los vecinos el domingo 26 de septiembre, quienes piden que se ubiquen a los responsables del hecho.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Hoy hemos tenido la triste noticia de varios hechos de vandalismo en nuestra ciudad de Añatuya. Robos y destrozos en el Cementerio ‘Divina Misericordia’ y en la imagen ‘Virgen de la Medalla Milagrosa’ del Paseo de la Fe en la avenida San Martín. Se juzga que la destrucción de la imagen fue intencional y deliberadamente», precisó la jurisdicción eclesiástica, en un comunicado en el que reiteró que los responsables de estos ataques «deben ser sancionados y los daños reparados». «Esperemos que no se repitan y que logremos terminar con conductas de irrespeto, intolerancia y violencia», afirmó la diócesis de Añatuya, que denuncia la vandalización.

Precisó que «los católicos de la ciudad se sienten agraviados cuando una imagen religiosa es deshonrada con acciones como las ocurridas o se profanan lugares donde descansan los restos mortales de nuestros seres queridos». Quien destruye una imagen o violenta lo que sabe que representa un valor profundo para la mayoría de la población, está agrediendo mucho más que una porción de cemento, yeso o madera. Romper, pintar o burlarse de la fe, de las imágenes religiosas o de los ámbitos sagrados para la inmensa mayoría de los argentinos no es algo banal y ante lo que podamos quedar indiferentes», ratificó la jurisdicción eclesiástica.

Puede interesarle: Obispado de San Luis denuncia «vandalismo de un sector reducido y violento de mujeres»

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre