«Día del martirio del clero polaco» para conmemorar a víctimas de nazismo y comunismo

El símbolo del martirio de los sacerdotes polacos durante el período comunista es el beato padre Jerzy Popiełuszko, quien fue masacrado por funcionarios del Servicio de Seguridad en octubre de 1984.

«Día del martirio del clero polaco»

La Iglesia en Polonia celebra el «Día del martirio del clero polaco» para conmemorar a víctimas de nazismo y comunismo, el jueves 29 de abril. Esta jornada también es un día de recuerdo de cientos de presbíteros, víctimas del comunismo totalitario. El símbolo del martirio de los sacerdotes polacos durante el período comunista es el beato padre Jerzy Popiełuszko, quien fue masacrado por funcionarios del Servicio de Seguridad en octubre de 1984.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

El «Día del martirio del clero polaco» se realiza en homenaje a los miles de sacerdotes, diáconos y religiosos y religiosas que fueron víctimas del totalitarismo nazi y comunista. Dachau fue el principal campo de exterminio donde fueron ejecutados miembros del clero polaco durante la Segunda Guerra Mundial. Allí, los alemanes asesinaron a 868 clérigos de Polonia, de los 1773 sacerdotes y obispos polacos encarcelados. Cerca de 3.000 miembros del clero católico de varios países fueron encarcelados en Dachau. Considerando todo el período de la Segunda Guerra Mundial, 1 de cada 5 sacerdotes diocesanos de Polonia fue asesinado, lo que implica que fueron alrededor de 2.000 de 10.000. Además, murieron más de 600 religiosos y religiosas. Algunos obispados sufrieron la pérdida del 70-80 por ciento de su clero de antes de la guerra.

El profesor Jan Żaryn, director del Instituto para el Patrimonio del Pensamiento Nacional, explicó que «en Dachau, el número de sacerdotes polacos asesinados allí superó a todas las demás víctimas del clero de otros países europeos». Żaryn aseguró que el martirio de los sacerdotes polacos estaba relacionado con su carácter polaco, que guardaban, y la fe cristiana, que estaba en oposición al carácter pagano del nazismo. Los presbíteros encarcelados en Dachau hicieron un voto de que, si sobrevivían al campamento, harían una peregrinación al Santuario de San José en Kalisz. El 29 de abril de 1945 se liberaba el campo de exterminio. Pocas horas antes de que los alemanes planearan asesinar a los prisioneros y destruir el campo, los estadounidenses entraron en Dachau y liberaron a 33.000 personas, incluidos 856 sacerdotes. La Conferencia Episcopal de Polonia decidió que el lugar principal de conmemoración del Día del Martirio del Clero polaco es el Santuario de San José en Kalisz.

Puede interesarle: Abortistas atacan iglesias durante celebración de la Misa en Polonia

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre