Custodio de Tierra Santa pide ayuda y generosidad de católicos en colecta de Viernes Santo

El Custodio de Tierra Santa, Francesco Patton, afirmó que más que nunca necesitan de «la generosidad de los cristianos», al recordar que «en este último año, Tierra Santa fue puesta a prueba por la pandemia que paralizó a todo el mundo». Indicó que a pesar de la situación «continuaron custodiando los Santos Lugares de nuestra redención y a la pequeña comunidad cristiana que todavía resiste» allí.

El Custodio de Tierra Santa, Francesco Patton, pide la ayuda y generosidad de los católicos en la colecta del Viernes Santo, frente a la situación por la pandemia del COVID-19, en la víspera de la solemnidad de la Anunciación, el jueves 24 de marzo. La colecta que se realiza tradicionalmente el día del Viernes Santo —este año el 2 de abril próximo— es la fuente principal de ingresos para el sostenimiento de la vida alrededor de los Santos Lugares. La colecta del Viernes Santo para Tierra Santa se desarrolló, en particular, bajo el pontificado de san Pablo VI en 1974.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Patton afirmó que más que nunca necesitan de «la generosidad de los cristianos», al recordar que «en este último año, Tierra Santa fue puesta a prueba por la pandemia que paralizó a todo el mundo». «Este año, más que nunca, necesitamos de la generosidad de los cristianos de todo el mundo, de la generosidad de cada uno de ustedes. Ayúdanos un año más, según tus posibilidades, según la generosidad de tu corazón, para que podamos ayudar a quien más lo necesita», imploró. Indicó que a pesar de la situación «continuaron custodiando los Santos Lugares de nuestra redención y a la pequeña comunidad cristiana que todavía resiste aquí».

«En el Santo Sepulcro, en Getsemaní, en Belén, en Nazaret y en el resto de santuarios intensificamos nuestra oración por el mundo entero. En las parroquias continuamos ocupándonos de los cristianos de lengua árabe, hebrea y griega, de los migrantes trabajadores extranjeros y de los refugiados. A través de las escuelas de Tierra Santa unos 10.000 niños y jóvenes pudieron tener una buena educación. Se intensificó el compromiso caritativo para salir al encuentro de las necesidades esenciales de poblaciones afectadas — a causa además por la pandemia— por la guerra y la falta de asistencia social y sanitaria», aseguró, al precisar que «todo esto tiene un coste que se cubre en gran parte gracias a la Colecta del Viernes Santo».

Puede interesarle: «La comunidad cristiana de Belén continúa celebrando con alegría el nacimiento del Niño a pesar de las terribles dificultades»

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre