China libera al obispo Zhumin

El obispo de Wenzhou, Shao Zhumin, quien está en comunión con Roma, pero no aprobado por el Partido Comunista de China, fue liberado. Zhumin suele ser sometido periódicamente a un lavado de cerebro por las autoridades.

China libera al obispo Zhumin
Foto archivo: Asia News.

Fuentes locales precisaron que China libera al obispo de Wenzhou, Shao Zhumin, quien es reconocido y está en comunión con Roma, pero no aprobado por el Partido Comunista (PCCh), tal como indicó ‘Asia News’, tras asegurar que no quedó claro cuándo fue puesto en libertad por las autoridades del régimen que lo detuvieron el 25 de octubre pasado. Los fieles católicos dieron «gracias a Dios» por el regreso del prelado. Según la versión oficial, los agentes se llevaron a Zhumin supuestamente para hacer «turismo». Anteriormente las autoridades ya arrestaron al obispo y lo hicieron desaparecer durante meses.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Zhumin, tal como sucedió con Lin Xili, el primer obispo de Wenzhou, suele ser sometido periódicamente a un lavado de cerebro por las autoridades, quienes lo presionan para que se una a la ‘Iglesia oficial’, controlada por el PCCh. La firma del acuerdo entre China y la Santa Sede sobre el nombramiento de obispos en 2018, y su renovación en octubre de 2020, no frenó la persecución contra los católicos en el país. La persecución del régimen chino se libra de modo particular contra los que no participan de la ‘Iglesia oficial’. Además del caso del obispo Zhumin, a quien China libera, también fue puesto bajo arresto domiciliario el prelado Jia Zhiguo.

Algunos obispos sufren diversas formas de acoso, como Guo Xijin, mientras que otros son obligados a participar en sesiones políticas, como Zhang Weizhu. La represión del gobierno comunista tampoco perdona a los cristianos protestantes, dado que en los últimos días, ‘ChinaAid’ se refirió al pastor Wang Yi, condenado el 30 de diciembre de 2019 a 9 años de prisión por «subversión contra el poder del Estado» y otros delitos. A 3 años de su arresto, Wang pudo recibir la visita de su esposa, Jiang Rong, quien aseguró que su marido gozaba de buena salud, pero se lo veía demacrado.

Puede interesarle: China vuelve a arrestar al obispo de Wenzhou

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre