Celebran primer año de beatificación de Esquiú

El obispo de Catamarca, Luis Urbanc, presidió la Misa por el primer año de la beatificación de fray Mamerto Esquiú, en la explanada del histórico templo de San José. «No dejemos de ver en el beato Esquiú a un verdadero y apasionado intérprete de las enseñanzas y ejemplos de Jesús, el Maestro y Salvador del Mundo», imploró el prelado.

Celebran primer año de beatificación de Esquiú
Foto: Facebook Prensa Iglesia Catamarca.

El obispo de Catamarca, Luis Urbanc, presidió la Misa en la que celebran el primer año de la beatificación de fray Mamerto Esquiú, el domingo 4 de septiembre, en el inicio de la Fiesta de la Protección de la Virgen, a 18 años del sismo, en la explanada del histórico templo de San José. El prelado destacó en la homilía la festiva y entusiasta participación de los devotos de la Virgen y del beato Esquiú en esta jornada, como también se refirió al pedido de la pronta canonización de Esquiú que el Pueblo de Dios eleva con sus plegarias.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Todos nos sentíamos muy unidos en el gozo, la alabanza, la súplica y el estupor ante este acontecimiento inédito en Catamarca. Me imagino a los Esquiú y Medina, llenos de júbilo en el cielo y agradeciendo a Dios por lo que hizo en su providencia, relacionando lo que ellos vivieron cuando habitaban este lugar y lo que ven que ahora sucede, ha sucedido y sucederá porque han sido creyentes, practicantes de la fe, fervorosos en el cumplimiento de la voluntad de Dios, honestos ciudadanos, abnegados trabajadores y ejemplar familia educadora en los valores evangélicos», reflexionó Urbanc, en la celebración eucarística en la que celebran el primer año de la beatificación de fray Mamerto Esquiú.

El prelado se refirió a los textos bíblicos proclamados. «Son muy decidores para esta ocasión en la que honramos al beato obispo Esquiú. En el libro de la Sabiduría se afirma que los pensamientos de los mortales son frágiles, e inseguros nuestros razonamientos. De esto era muy consciente Esquiú… ¡Qué importante es aceptar que los seres humanos no somos omnipotentes ni omniscientes! Que necesitamos de la luz del Espíritu Santo para poder obrar con sabiduría y provecho», afirmó. «No dejemos de ver en el beato Mamerto Esquiú a un verdadero y apasionado intérprete de las enseñanzas y ejemplos de Jesús, el Maestro y Salvador del Mundo. Invoquémoslo para que nos ayude a amar y servir a los hermanos más necesitados como él se empeñó en hacerlo en toda ocasión», imploró.

Puede interesarle: Celebran primera fiesta litúrgica del beato Esquiú

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre