Cardenales y obispos de Estados Unidos piden incluir a las escuelas católicas en el paquete federal de ayudas

Los cardenales Seán O’Malley, Daniel DiNardo, Timothy Dolan y Blase Cupich, junto al presidente de la Conferencia de los Obispos Católicos de los Estados Unidos, José Gómez, y el presidente del Comité de Educación Católica de la USCCB, Michael Barber, pidieron que se incluya a las escuelas católicas en el paquete federal de ayudas de emergencia por el coronavirus. Tras el comienzo de la pandemia, 140 escuelas católicas debieron cerrar sus puertas permanentemente.

Cardenales Estados Unidos escuelas católicas
Foto: agencias.

Los cardenales Seán O’Malley, Daniel DiNardo, Timothy Dolan y Blase Cupich, junto al presidente de la Conferencia de los Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), José Gómez, y el presidente del Comité de Educación Católica de la USCCB, Michael Barber, pidieron que se incluya a las escuelas católicas en el paquete federal de ayudas de emergencia por el coronavirus, a través de una carta, el miércoles 5 de agosto.

Aseveraron que «la devastación económica que ha golpeado a tantas familias de América ha hecho imposible para muchas de ellas seguir pagando la matrícula». «Como resultado, 140 escuelas católicas ya cerraron sus puertas permanentemente, y cientos más están en peligro de no poder abrir en el otoño. El cierre de las escuelas que sirven a las zonas urbanas es desproporcionadamente perjudicial para los niños de bajos ingresos y negros a los que sirven estas escuelas», precisaron los cardenales y obispos de Estados Unidos, quienes aseguraron que la situación de las escuelas católicas «no sólo es devastador para cada una de esas comunidades escolares, su personal y sus socios comerciales, sino que tiene un efecto perjudicial para los contribuyentes locales».

«Por cada estudiante educado en una escuela católica o no pública, los contribuyentes ahorran miles de dólares. En todo el país, las escuelas católicas ahorran a los gobiernos estatales y locales más de 20.000.000.000 de dólares anuales», aseguraron en la carta en la pidieron que el Congreso de Estados Unidos designe el 10% de los fondos de emergencia para la educación K-12 para ayuda a las becas para las familias con ingresos medios-bajos de las escuelas privadas. Según la Asociación Nacional de Educación Católica (NCEA), el número actual de estudiantes en las escuelas católicas es de 1.737.297, en 6.183 escuelas, de los cuales el 19,1% de los alumnos no son católicos.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre