Cardenal Osoro inaugura Año Santo de san Isidro

El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, destacó que «su testimonio y su compromiso cristiano tienen gran vigencia», tras sostener que «es urgente promover el valor y la dignidad de la familia», al inaugurar el Año Santo de san Isidro, que fue concedido por el Papa Francisco con motivo del 400 aniversario de su canonización.

Cardenal Osoro inaugura Año
Foto: Arquidiócesis de Madrid.

El cardenal y arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, inaugura Año Santo de san Isidro, que fue concedido por el Papa Francisco con motivo del 400 aniversario de su canonización, en la Colegiata de San Isidro, el domingo 15 de mayo. Conforme al decreto de la Penitenciaría Apostólica, durante el Año Santo de san Isidro, quien es patrón de la capital española, los fieles podrán obtener indulgencia plenaria al peregrinar a la tumba del santo y cuando cumplan las condiciones acostumbradas —Confesión sacramental, Comunión eucarística y oración por las intenciones del Pontífice—.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

El purpurado destacó que «su testimonio y su compromiso cristiano tienen gran vigencia», tras sostener que «es urgente promover el valor y la dignidad de la familia». «Pido que este Año Santo sea para Madrid un tiempo privilegiado para hacer memoria de san Isidro, para aprender a vivir desde el amor de Dios. Pido al Señor que este jubileo toque el corazón de todos los que vivimos aquí y de quienes nos visitan», exhortó el cardenal Osoro, quien exhorta a 3 compromisos para este Año Santo de san Isidro que inaugura recientemente.

«Estamos llamados a abrir la puerta de la fe a todos los hombres. Animemos a conocer a Cristo, a ver lo que Dios hace por nosotros, a perseverar en la fe», indicó. En segundo lugar, animó a que «descubramos las responsabilidades y compromisos que nos da ser miembros vivos de esta Ciudad Santa que es la Iglesia, de la Nueva Jerusalén de la que nos hablaba el libro del Apocalipsis». «Hagamos ver con nuestras vidas que la Iglesia es la morada de Dios con los hombres. Las gentes de Madrid se acercaban a san Isidro porque sentían la cercanía de un hermano, de un hombre de Dios, de corazón abierto, y percibían una experiencia de Iglesia gozosa», reflexionó, tras invitar a «sentir el el gozo que nos da el sabernos enviados por el Señor».

Puede interesarle: Arzobispado de Madrid lanza escuela virtual de evangelizadores

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre