CARDENAL KONRAD KRAJEWSKI.

Por Jennifer Almendras.

El cardenal y limosnero apostólico, Konrad Krajewski, nació en Łódź, Polonia, el 25 de noviembre de 1963. Fue creado cardenal por Francisco en el Consistorio del 28 de junio de 2018. Es miembro de los dicasterios para promover el Desarrollo Humano Integral; para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos; y de la Comisión Cardenalicia para la Supervisión del Instituto de las Obras de Religión (IOR).

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

El purpurado ingresó en el seminario diocesano de Łódź en 1982. Tras obtener la licenciatura en teología en la Universidad Católica de Lublin, fue ordenado sacerdote el 11 de junio de 1988. Durante dos años trabajó como vicario parroquial en su diócesis, primero en Rusiec y luego en Łódź. En 1990 fue enviado a Roma para continuar sus estudios en el Instituto Litúrgico San Anselmo. El 5 de marzo de 1993 obtuvo la licenciatura en Sagrada Liturgia por el mismo Instituto Litúrgico y el 10 de marzo de 1995 la licenciatura en Teología, con especialización en liturgia, por la Universidad Pontificia de Santo Tomás.

Durante su estancia en Roma colaboró ​​con la Oficina de Celebraciones Litúrgicas del Sumo Pontífice y fue capellán de la Clínica Universitaria de Ortopedia y Traumatología ‘La Sapienza’. Regresó a su diócesis en 1995, fue maestro de ceremonias del arzobispo y enseñó liturgia en el seminario diocesano y en el seminario franciscano y salesiano, así como en la Academia de Varsovia, habiendo sido también nombrado prefecto del seminario diocesano. En 1998 regresó a Roma y fue designado por la Oficina de Celebraciones Litúrgicas del Sumo Pontífice. El 12 de mayo de 1999 fue nombrado maestro de ceremonias papal. El 3 de agosto de 2013 fue nombrado limosnero de Su Santidad. Recibió la consagración episcopal el 17 de septiembre de 2013.

En 2022, Krajewski, como enviado de Francisco, escapó de una balacera mientras repartía comida en Ucrania, tras quedar junto a sus colaboradores bajo fuego y buscar refugio. «Por primera vez en mi vida, no sabía ni adónde correr. No es suficiente solo correr, tienes que saber a dónde ir», aseguró el purpurado, al referirse a la situación que atravesó.

CARDENAL KONRAD KRAJEWSKI.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre