BREVE HISTORIA DE LA ASTRONOMÍA (5)

Por Jaime Saiz.

Las aportaciones de Isaac Newton 

Los trabajos de Galileo y Kepler prepararon el camino para Isaac Newton, un genio inglés de la segunda mitad del siglo XVII que dio el paso más grande para la Ciencia moderna, al lograr sintetizar una ley que relaciona fenómenos que se creía que no tenían que ver: la caída de un cuerpo en la superficie terrestre, como una manzana; el movimiento de la Luna alrededor de la Tierra y su efecto sobre las mareas; el movimiento de la Tierra y de los otros planetas alrededor del Sol… Estos no son fenómenos totalmente distintos, sin relación mutua, sino que todos se describen como efecto de la gran Ley de la gravitación universal.

Por sus ecuaciones, Newton llegó a la idea de que la caída de un cuerpo lanzado horizontalmente a suficiente velocidad, unos 8 km/s, llegaría a describir una órbita alrededor de la Tierra, convirtiéndose en un satélite artificial. Con este mismo raciocinio, a partir del conocimiento de la masa y distancia de la Luna, pudo calcular la velocidad a la que ésta debe ir para mantenerse en órbita alrededor de la Tierra, comprobando que dicha velocidad coincide con la real y confirmando sus leyes.

Además de la Ley de gravitación universal, Isaac Newton tuvo otras dos contribuciones cruciales para la Astronomía moderna, en concreto para la instrumentación con la que iba a trabajar en el futuro:

  • La invención del tipo de telescopio que lleva su nombre —newtoniano—, que utiliza un espejo parabólico cóncavo en el ocular, en lugar de tener una lente en el extremo opuesto, como tenía el telescopio de Galileo, y otro espejo plano. Un espejo cóncavo es mucho más fácil de fabricar en gran tamaño que una lente; así, todos los grandes telescopios de hoy día son telescopios newtonianos, con diámetros de hasta seis metros.
  • También descompuso la luz haciéndola pasar por un prisma, y esto, que hoy día se convierte en un juego de niños para ver los colores del arco iris, nos dio la clave para analizar la composición de los astros. Gracias al espectroscopio, que descompone la luz por medio de prismas o de redes de difracción, podemos saber de qué están hechos el Sol y las estrellas.

BREVE HISTORIA DE LA ASTRONOMÍA (5).

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre