Asociación Papa Juan XXIII acoge a niños discapacitados en Tailandia

La Asociación Papa Juan XXIII recibe a niños discapacitados en la Casa de los Ángeles Pak Kret, al norte de Nonthaburi. "La modalidad de trabajo como asociación se refiere sobre todo al cuidado de los niños discapacitados que viven en la casa según el carisma del compartir de forma directa", precisó Andreina Volpi, a cargo del hogar.

Asociación Papa Juan XXIII discapacitados
Foto: Facebook Associazione Comunità Papa Giovanni XXIII.

La Asociación Papa Juan XXIII de Rimini acoge a niños discapacitados en la Casa de los Ángeles Pak Kret, al norte de Nonthaburi, en Tailandia. Andreina Volpi, la primera miembro de la entidad que se encuentra en ese país, está a cargo de la casa familiar que también recibe durante el día a niños sanos que van junto con sus madres para pasar la vida cotidiana con otros huéspedes. La Casa de los Ángeles fue fundada en 2010 por la hermana Angela Bertelli que iba a visitar a la gente de los barrios marginales.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Desde enero de 2020 estoy a cargo de la ‘Casa de los Ángeles’. Actualmente estamos aquí yo misma que vivo las 24 horas con una familia de étnica Pakagno compuesta por esposo, esposa, hijo severamente discapacitado y su hermana pequeña. Los dos padres ayudan con la gestión de la casa, en la cocina y fuera. Entre nuestros huéspedes habituales también hay una señora de Myanmar con un bebé de 3 meses nacido prematuro y con hidrocefalia. Luego tenemos otros 3 niños mayores con diversas características que van desde retraso en el desarrollo hasta enfermedades degenerativas, parálisis infantil, autismo», precisó Volpi.

Sostuvo que el «núcleo externo está formado por una educadora y una señora que se ocupa de la casa y que vienen todos los días». «La modalidad de trabajo como Asociación Papa Juan XXIII se refiere sobre todo al cuidado de los niños discapacitados que viven en la casa según el carisma del compartir de forma directa. Confiamos en la llegada de otros hermanos para poder abrirnos al ambiente exterior y al conocimiento de las personas que viven en el barrio, y establecer relaciones algo más amplias», afirmó, al confirmar que este año introdujeron muchas ayudas que necesitan los niños, como «una cama ortopédica, una bañera para el baño de los pequeños invitados, aparatos ortopédicos para los niños que los necesitan».

«En el jardín introducimos juegos para incrementar la frecuentación de la casa también por parte de niños sanos para fomentar la lógica de la integración», explicó. Además, recordó los comienzos de la Casa de los Ángeles. «Poco a poco fue creciendo el deseo de ayudar a todas las personas con grandes dificultades. Tras el regreso de la hermana Ángela a Italia hace unos años, las Hermanas Javerianas, que también colaboran con la parroquia de Pak Kret administrada por los misioneros del Pontificio Instituto de las Misiones Extranjeras (PIME), continuaron apoyando la estructura hasta que el año pasado la Comunidad de Don Oreste Benzi adquirió el Hogar y seguimos adelante con nuestro carisma manteniendo lo que ya eran los estilos de vida anteriores», aseguró.

Puede interesarle: Católicos de Vietnam dan alimentos y atención médica gratuita a 2.000 pobres y discapacitados

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre