Francisco: «Me siento honrado de encontrarme con una Iglesia mártir»

El Pontífice precisó que va a Irak "como peregrino penitente para implorar al Señor el perdón y la reconciliación después de años de guerra y terrorismo, para pedirle a Dios el consuelo de los corazones y la curación de las heridas". "Queridos hermanos cristianos, que fueron testigos de la fe en Jesús en medio de pruebas muy duras, espero verlos", afirmó, tras agradecer su testimonio.

Francisco Iglesia mártir
Foto: YouTube Vatican News - Italiano.

Francisco indicó que se siente «honrado» de encontrarse «con una Iglesia mártir», en un videomensaje que envió al pueblo de Irak, el jueves 4 de marzo. Indicó a ese país de Oriente Próximo como peregrino penitente, de paz y de esperanza. El Papa realizará del viernes 5 al lunes 8 de marzo su viaje apostólico a Irak, donde los cristianos se preparan para recibirlo.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

El Pontífice sostuvo, tras el tradicional saludo en árabe «assalam lakum» que significa «la paz esté con ustedes», que quiere «encontrarlos, ver sus rostros, visitar su tierra, una cuna antigua y extraordinaria de la civilización». «Voy como peregrino, como peregrino penitente para implorar al Señor el perdón y la reconciliación después de años de guerra y terrorismo, para pedirle a Dios el consuelo de los corazones y la curación de las heridas», aseguró, tras reiterar que va al país «como un peregrino de paz, para repetir: Todos son hermanos». «Voy como peregrino de la paz en busca de la fraternidad, animado por el deseo de rezar juntos y caminar juntos, también con hermanos y hermanas de otras tradiciones religiosas, en el signo del Padre Abraham, que une en una sola familia a musulmanes, judíos y cristianos», aseguró.

«Queridos hermanos cristianos, que fueron testigos de la fe en Jesús en medio de pruebas muy duras, espero verlos. Me siento honrado de encontrarme con una Iglesia mártir: ¡gracias por su testimonio!», ratificó el Papa Francisco. Imploró que los numerosos mártires que conocieron «nos ayuden a perseverar en el humilde poder del amor». «Aún tienen ante sus ojos las imágenes de casas destruidas y de iglesias profanadas, y en sus corazones las heridas por los afectos perdidos y los hogares abandonados», reflexionó. «Quisiera llevarles la caricia afectuosa de toda la Iglesia, que está cerca de ustedes y del martirizado Oriente Medio y que los anima a seguir adelante», afirmó el Pontífice.

Exhortó a que no se den «por vencidos ante la propagación del mal: las antiguas fuentes de sabiduría de sus tierras nos dirigen a otra parte, a hacer como Abraham que, dejando todo, nunca perdió la esperanza y confiando en Dios, dio vida a una descendencia tan numerosa como las estrellas del cielo» por lo que animó a mirar la estrellas, dado que «allí está nuestra promesa». «Queridos hermanos, pensé mucho en ustedes en estos años, en ustedes que sufrieron mucho, pero no fueron abatidos», destacó. Francisco enfatizó que ahora va a «su tierra bendecida y herida como peregrino de esperanza», tras mencionar que «en Nínive, resonó la profecía de Jonás, que impidió la destrucción y trajo una nueva esperanza, la esperanza de Dios; dejémonos contagiar por esta esperanza, que nos anima a reconstruir y empezar de nuevo».

Mapa: La Nación.

Puede interesarle: 32 víctimas mortales por atentados terroristas en Irak semanas antes del viaje de Francisco

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre