Arzobispo Puiggari: «La fe es mucho más que esencial, es vital»

El arzobispo de Paraná, Juan Alberto Puiggari, reiteró que «hay una dimensión que es mucho más profunda del hombre, que es la religiosa, que es su encuentro con Dios, y que absolutamente siempre es necesaria, pero mucho más en circunstancias límites». «Tenemos la certeza, y por eso nos animamos a pedir la presencialidad, que los protocolos en las iglesias están muy bien hechos. Gracias a Dios hasta el día de hoy no hay nadie que se haya contagiado en una liturgia», aseguró.

Arzobispo Puiggari La fe es mucho
Foto: YouTube Arzobispado de Paraná.

El arzobispo de Paraná, Juan Alberto Puiggari, afirmó que «la fe es mucho más que esencial, es vital», tras reiterar que «en momentos de peligro nos aferramos a Dios», en una reciente entrevista en el programa ‘Somos comunidad’ de ‘Radio Corazón’ sobre el reciente documento de la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), la situación epidemiológica y el modo de la celebración de la Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo en la jurisdicción eclesiástica en contexto de pandemia —el prelado presidió una Misa en el seminario de la arquidiócesis y luego hubo una pequeña caravana eucarística que visitó lugares donde se atienden los enfermos, el 6 de junio pasado—.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL 

«Sólo Dios puede darte fortaleza, ayudarte a sobrellevar estos dolores y también a superar esta pandemia», reflexionó, en la entrevista publicada el 5 de junio pasado. Sobre el final de la nota, se refirió al documento de la Comisión Ejecutiva de la CEA y las restricciones vigentes sobre la celebración del culto por el COVID-19. «Nosotros tenemos la certeza, y por eso nos animamos a pedir la presencialidad, que los protocolos en las iglesias están muy bien hechos y gracias a Dios hasta el día de hoy tenemos que decir que no hay nadie que se haya contagiado en una liturgia. La gente es muy consciente y cumple con el distanciamiento, el barbijo, el alcohol y el aforo», ratificó. «Le pido a Dios para suscitemos el deseo, o como decía san Juan Pablo II, el estupor de la Eucaristía, la maravilla de la Eucaristía. El Señor nos regala su presencia real, alma, cuerpo, sangre y divinidad», reflexionó el prelado.

«Que el deseo nos impulse a querer a estar queriendo volver al sagrario, volver a la liturgia. Hubo cristianos de los primeros siglos que morían con esta frase, cuando no los dejaban ir a Misa. Sin la Eucaristía, sin el domingo no podemos vivir. Dios quiera que ese sea el deseo interior, sin la la Eucaristía no podemos vivir. Ahora estamos sufriendo, pero deseamos que apenas se pueda poder encontrarnos en la comunidad con Jesús eucarístico», precisó el arzobispo Puiggari, que reiteró que «la fe es mucho más que esencial, es vital». «Volviendo a la carta de los obispos, nosotros nos damos cuenta que en la dimensión de un hombre no sólo podemos pensar en que tiene que hacer ejercicio, entonces permitir salir a correr. Hay una dimensión que es mucho más profunda del hombre, que es la religiosa, que es su encuentro con Dios, y que absolutamente siempre es necesaria, pero mucho más en circunstancias límites. Tenemos que rezar por los que no pueden rezar porque están internados. Es terrible esta experiencia que tenemos que no podemos acompañar a los enfermos de COVID. Tenemos que ser conscientes que hay muchísimo sufrimiento y el sufrimiento sólo lo alivia Dios», explicó.

Puede interesarle: Arzobispo Fenoy: «Es necesario más que nunca el respeto a la sensibilidad religiosa, para evitar caer en arbitrariedades»

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre