Arqueólogos descubren mosaicos que serían de iglesia de los Apóstoles en Betsaida

El equipo de arqueólogos encontró pisos de mosaicos e inscripciones que datan de finales del siglo V o principios del VI. «Mientras que la inscripción más pequeña menciona el nombre de un diácono y el plan de construcción, la inscripción más grande es un medio medallón y habla del obispo y de la reconstrucción del edificio», precisó Mordechai Aviam del 'Kinneret Academic College of the Galilee'.

Arqueólogos descubren mosaicos que serían
Foto: Revista Tierra Santa/A. Kohn-Tavor.

Arqueólogos descubren mosaicos que podrían ser de la iglesia de los Apóstoles en lo que sería Betsaida, en Galilea, uno de los lugares más mencionados en los Evangelios y donde Jesús realizó varios milagros. Desde hace años, los científicos buscan el lugar exacto de Betsaida, el hogar de Pedro, Andrés y Felipe; y donde siglos después se construyó la iglesia de los Apóstoles, como se menciona en las crónicas del obispo Willibald, quien visitó el área en una peregrinación en el año 724.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

El equipo de arqueólogos, durante las excavaciones a cargo de Steven Notley del Nyack College y Mordechai Aviam del ‘Kinneret Academic College of the Galilee’, halló pisos de mosaicos e inscripciones que datan de finales del siglo V o principios del VI. Las construcciones pertenecen a un edificio del período bizantino que era usado como casa de culto, que fue destruida por un terremoto en el año 749 d.c. y posteriormente se construyó un nuevo edificio sobre la estructura original. «Todos los lugares pequeños sagrados para el cristianismo y no superconocidos, como llegaron a ser Jerusalén o Nazaret, se perdieron después de la conquista musulmana», explicó Aviam. Junto a Notley, el arqueólogo trabaja entre Beit Habek y Galilea desde el 2016 y entre sus primeros hallazgos están teselas doradas y mosaicos, principales distintivos del ornamento bizantino en la arquitectura de las iglesias.

Los profesionales, tras una ardua investigación, encontraron recientemente nuevos restos, entre ellos mosaicos y 2 inscripciones incompletas en un gran ábside, la parte de la iglesia que acoge el altar. «Mientras que la inscripción más pequeña menciona el nombre de un diácono y el plan de construcción, la inscripción más grande es un medio medallón y habla del obispo y de la reconstrucción del edificio», precisó Aviam. Los arqueólogos, que descubren los mosaicos, todavía no definieron la fecha exacta de la construcción de las ruinas halladas, pero estiman que las próximas excavaciones pueden ayudar a encontrar más información. Por el momento, no poseen una explicación del motivo por el cual el edificio se encontraba escondido detrás de una pared sin puertas.

Puede interesarle: Arqueólogos desentierran ciudad de apóstoles Pedro, Andrés y Felipe.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí