Por Jennifer Almendras. Virgen de Huachana

La Virgen de Huachana recibe a decenas de miles de peregrinos en su santuario en Santiago del Estero que provienen del norte de esa provincia, de Salta, Tucumán, Jujuy, Santa Fe, Chaco, Buenos Aires y del país vecino de Bolivia. La fiesta en honor a nuestra Madre se extiende desde el viernes 29 de Julio hasta el 1 de agosto, cuya fiesta y Misa central se celebra el 31 de julio.

La historia de la devoción a la Virgen de Huachana comienza en 1820. «Telésfora Verón, se llamaba la jovencita que en infinitas ocasiones, en 1820, le contó a su familia acerca de las apariciones de la Virgen en la soledad del monte, pero nadie le creyó, es más, todos consideraban que estaba loca. Una noche, los vecinos de Huachana decidieron comprobar los dichos de la niña. Se reunieron en el lugar de las extrañas apariciones y esperaron al abrigo de una fogata. Al amanecer, y entre las llamas, María los sorprendió con su figura. Desde aquel entonces, la imagen es venerada en este rincón impenetrable y polvoriento de la provincia, a 80 km al oeste de Campo Gallo», indicó el sitio del ‘Santuario de Huachana’. Desde el portal de ‘Cultura Santiago del Estero’ además mencionan el relato similar de escritores de Copo sobre el origen de la misma.

En 2016, el entonces obispo de Añatuya, José Melitón Chávez, recordó en la Misa central que Huachana significa, en quechua, «lugar de nacimiento, de parición», y es por eso que deseó con «esperanza que esto marque un renacimiento espiritual, personal y comunitario para todos». Más de 180.000 fieles de todo el país, según los organizadores, participaron de la festividad en honor de la Virgen de Huachana en 2019, cuya Misa central fue presidida por el obispo de Santiago del Estero, Vicente Bokalic, dado que Melitón Chávez, quien es el que tenía bajo su jurisdicción eclesiástica la celebración religiosa, no pudo asistir por motivos de salud. «Hoy al estar tan cerca de María hay que renovar este deseo de encontrarnos con ese Dios que nos habla en nuestra vida”, reflexionó Bokalic.

En 2020 se conmemora los 200 años de la aparición de la Virgen en el monte santiagueño. Por la crisis sanitaria generada por la pandemia del COVID-19, el actual obispo de Añatuya, Luis Corral, decidió suspender la tradicional fiesta en honor a Nuestra Señora de Huachana en la celebración del bicentenario, precisó ‘AICA’. La novena, las celebraciones y los actos en torno al 31 de julio se transmitieron por redes sociales y plataformas digitales. «Comprendemos que muchos tienen un gran deseo de estar cerca de la Virgen Madre en su fiesta grande, con mayor razón este año al conmemorarse los 200 años de su aparición en nuestro monte santiagueño, pero hoy se nos pide esa renuncia y ofrenda por el bien de todos hasta que nos volvamos a encontrar para celebrar juntos», reflexionó Corral.

Foto principal: Facebook Santuario de la Virgen de Huachana.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre