Uruguay suspende celebraciones con fieles hasta el 10 de enero

La Conferencia Episcopal de Uruguay precisó que "con gran pesar aceptan la solicitud que el gobierno ha hecho a las distintas comunidades religiosas". "En las misas que se han celebrado desde el 19 de junio no hubo ningún caso de contagio. La cercanía de la Navidad hace doblemente dolorosa esta decisión", indicaron los prelados. El cardenal Daniel Sturla afirmó que "es una medida que se toma en un contexto muy difícil, por eso se comprende, pero no nos parece adecuado".

Uruguay suspende celebraciones con fieles
Foto: Twitter Iglesia Católica en Montevideo.

Uruguay suspende celebraciones con fieles hasta el 10 de enero, tras el encuentro del secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, con los principales representantes de las distintas religiones en el país en el que evaluaron la evolución de la pandemia y la aplicación de medidas sanitarias para las celebraciones religiosas. Además del cardenal y arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, fueron convocadas las autoridades del Comité Central Israelita, representantes de la Conferencia Episcopal de Uruguay, la Congregación Israelita de Uruguay, la Congregación Evangélica Alemana de Montevideo —Iglesia Luterana Alemana—, la Iglesia Anglicana de Uruguay y la Iglesia Evangélica Armenia.

La Conferencia Episcopal de Uruguay indicó que «con gran pesar aceptan la solicitud que el gobierno ha hecho a las distintas comunidades religiosas de suspender las celebraciones con los fieles hasta el 10 de enero». «Las iglesias seguirán abiertas y se transmitirán las celebraciones por las redes sociales y por los medios de comunicación. En las misas que se han celebrado desde el 19 de junio no hubo ningún caso de contagio. La cercanía de la Navidad hace doblemente dolorosa esta decisión. Como Iglesia ya habíamos suspendido una cantidad de actividades, entre otras: campamentos, misiones juveniles, recorridas por los barrios. Al aceptar este pedido tenemos presente la aflicción de muchos fieles que no podrán participar presencialmente del culto al Dios vivo. La libertad de cultos es un derecho consagrado en nuestra Constitución», indicaron los prelados uruguayos en un comunicado.

La Iglesia católica en Uruguay, según indicaron participantes de la reunión con Delgado a ‘El Observador’, pidió postergar la suspensión para después del sábado 26 de diciembre por Navidad, pero las autoridades no lo aceptaron por el aumento de casos de COVID-19. Sturla aseguró que en las 36.000 Misas que se hicieron en todo el país desde el 19 de junio, no se detectó ningún caso de contagio de coronavirus. «Este pedido nos duele. Es una medida que se toma en un contexto muy difícil, por eso se comprende, pero no nos parece adecuado. Las celebraciones podrían continuar sin que esto motivara un aumento de contagios», afirmó Sturla durante una conferencia de prensa, tras mencionar que la Pascua tampoco se pudo celebrar con presencia de fieles. «Pero aceptamos, se acata y se entiende. Es una herida, un dolor enorme para los sacerdotes y para los fieles, realmente nos aflige», enfatizó.

Puede interesarle: Cardenal Sturla: «La gente acata las normas, el uso de tapabocas y la distancia»

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre