Santiago del Estero celebra a la beata Mama Antula

El obispo auxiliar de Santiago del Estero, Enrique Martínez Ossola, presidió la Misa central, tras la procesión de miles de fieles y devotos desde la capilla de Monserrat, en la entrada a Villa Silípica, hasta el templo de la beata María Antonia de Paz y Figueroa, conocida como Mama Antula, en el retorno de una de las celebraciones más representativas de la provincia.

Santiago del Estero celebra a la beata
Foto: Diario Panorama.

Santiago del Estero celebra a la beata María Antonia de Paz y Figueroa, conocida como Mama Antula, con una festividad que culminó el domingo 13 de marzo. El obispo auxiliar de Santiago del Estero, Enrique Martínez Ossola, presidió la Misa central, tras la procesión que realizaron miles de fieles y devotos desde la capilla de Monserrat, en la entrada a Villa Silípica, hasta el templo de la beata santiagueña, en el regreso de una de las celebraciones más representativas de la provincia. La fiesta litúrgica de la beata es el 7 de marzo.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Mama Antula nos da el ejemplo en esto, que fue peregrina y le cantamos como un peregrino. Es una laica», precisó el prelado, al recordar que ella tomó la tarea de los ejercicios espirituales de los jesuitas expulsados, en la Misa que forma parte de la festividad en la que Santiago del Estero celebra a la beata. «Fíjese esa herramienta que enseñó a usar san Ignacio de Loyola, fue la misma herramienta que usó el santo Cura Brochero, en su parroquia de Traslasierra. Y fue también la obra de otra beata la madre Catalina, fundadora de las religiosas Esclavas del Corazón de Jesús. Y que colaboró con el Cura Brochero en los ejercicios espirituales», destacó. El prelado reflexionó que el mensaje de «Mama Antula es miren a Cristo, escúchenlo, en todos los ámbitos, en los jóvenes, en nuestras familias, en los políticos, en aquellos que tienen el poder de decisión, tanto en nuestro país como en el mundo, que puedan escuchar la palabra de Dios y obrar en consecuencia», dado que «en nuestra vida cotidiana debemos poder escuchar la Palabra de Dios».

Martínez Ossola reiteró que «es el camino de santidad el que debemos seguir nosotros, recorriendo las calles de nuestro Santiago, siguiendo las imágenes de nuestra beata, consagrados a una vida hacia los más pobres y a los más débiles». Mama Antula, nacida en 1730 en Santiago del Estero, colaboró desde muy joven con los jesuitas en la organización de ejercicios espirituales. En 1795, fundó la Santa Casa de Ejercicios y la Sociedad de Hijas del Divino Salvador. Falleció en Buenos Aires el 7 de marzo de 1799. La beata, cuyos restos descansan en la basílica porteña de Nuestra Señora de la Piedad, fue beatificada el 27 de agosto de 2016 en Santiago del Estero.

Puede interesarle: Obispo Chávez: «El anuncio del Evangelio por esta beata significó una forma de hacer patria»

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre