Santa Sede denuncia «prolongadas y fuertes presiones de las autoridades» chinas

La Santa Sede «tomó nota con sorpresa y pesar de la noticia de la 'ceremonia de instalación' de Giovanni Peng Weizhao, obispo de Yujiang —provincia de Jiangxi—, como 'obispo auxiliar de Jiangxi', diócesis no reconocida por la Santa Sede». «El reconocimiento civil de Peng estuvo precedido, según las noticias recibidas, por prolongadas y fuertes presiones de las autoridades locales, indicó, tras esperar que «no se repitan episodios similares».

Santa Sede denuncia «prolongadas
Foto: «Ceremonia de instalación» del obispo Peng. Asia News.

La Santa Sede denuncia «prolongadas y fuertes presiones de las autoridades» chinas, en un comunicado del sábado 26 de noviembre, tras conocerse que el régimen comunista celebró una ceremonia de instalación de John Peng Weizhao como obispo auxiliar de la «diócesis de Jiangxi», jurisdicción eclesiástica no reconocida por el Vaticano, pese a que el Papa le había encargado ser prelado de Yujiang, en parte de ese territorio. Weizhao fue ordenado clandestinamente en 2014 por mandato de Francisco como obispo de Yujiang.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

El comunicado precisó que «la Santa Sede tomó nota con sorpresa y pesar de la noticia de la ‘ceremonia de instalación’, que se llevó a cabo el 24 de noviembre en Nanchang, de Giovanni Peng Weizhao, obispo de Yujiang —provincia de Jiangxi—, como ‘Obispo Auxiliar de Jiangxi’, diócesis no reconocida por la Santa Sede». «Este evento no se llevó a cabo, de hecho, de conformidad con el espíritu de diálogo existente entre la Parte Vaticana y la Parte China y con lo estipulado en el Acuerdo Provisorio sobre el nombramiento de obispos, el 22 de septiembre de 2018», aseveró el texto en el que la Santa Sede denuncia «prolongadas presiones».

«Más aún, el reconocimiento civil de Mons. Peng estuvo precedido, según las noticias recibidas, por prolongadas y fuertes presiones de las autoridades locales», indicó. Además, sostuvo que «la Santa Sede espera que no se repitan episodios similares, queda a la espera de las correspondientes comunicaciones al respecto por parte de las autoridades y reafirma su plena disponibilidad para continuar el diálogo respetuoso sobre todos los temas de interés común». El «acuerdo provisional» entre China y el Vaticano sobre el nombramiento de obispos —cuyo texto es secreto— se renovó en septiembre pasado.

Puede interesarle: Renuevan por segunda vez acuerdo China-Santa Sede

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre