Procesiones de Semana Santa prohibidas en Cuba

Una fuente que contactó a 'ACI Prensa' indicó que el régimen comunista de Cuba habría prohibido las procesiones de Semana Santa en la diócesis del Santísimo Salvador de Bayamo-Manzanillo. «Las procesiones de la Iglesia católica reúnen muchas veces no sólo a los fieles sino a otro número de personas», afirmó Osvaldo Gallardo, activista por la libertad religiosa, quien vivió por más de 40 años en Cuba y trabajó en proyectos de cultura y comunicación de la Conferencia Episcopal.

Procesiones de Semana Santa prohibidas
Foto: Visitar Cuba.

Una fuente que contactó a ‘ACI Prensa’ indicó que el régimen comunista de Cuba, a cargo de Miguel Díaz-Canel, habría prohibido las procesiones de Semana Santa en la diócesis del Santísimo Salvador de Bayamo-Manzanillo, ubicada en la provincia de Granma. La fuente local, que permanece en el anonimato por motivos de seguridad, precisó que esta medida parece estar relacionada con el temor a que se desencadenen nuevas protestas en la isla, como sucedió el domingo pasado en varias ciudades, especialmente en Santiago de Cuba y Bayamo.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Las manifestaciones surgieron como respuesta a la escasez de alimentos y los continuos cortes de electricidad. Osvaldo Gallardo, un escritor y activista por la libertad religiosa, quien vivió por más de 40 años en Cuba y trabajó en proyectos de cultura y comunicación de la Conferencia Episcopal Cubana, sostuvo que el régimen «teme mucho a las concentraciones de personas ahora mismo». «Las procesiones de la Iglesia católica reúnen muchas veces no sólo a los fieles sino a otro número de personas. Entonces el gobierno teme, al estar ‘fresca’ la manifestación de hace menos de una semana, que sucesos como ese se repitan», afirmó a ‘ACI Prensa’, el viernes 22 de marzo.

Gallardo, quien actualmente reside en Miami, recordó un antecedente de represión ocurrido el 10 de septiembre de 1961, frente a la iglesia Nuestra Señora de la Caridad en La Habana, cuando un joven llamado Arnaldo Socorro fue mortalmente herido por defender una procesión que estaba prohibida y gritar «viva Cristo Rey». «Una procesión puede, bajo el entusiasmo y la devoción de Semana Santa, crear un caldo de cultivo para que estalle de pronto otra manifestación de tipo político», enfatizó.

Puede interesarle: Cuba y Nicaragua, en lista negra sobre libertad religiosa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí