Patriarca ortodoxo de Moscú desplaza al metropolita Hilarión

El patriarca ortodoxo de Moscú, Kirill, desplaza al metropolita Hilarión de Volokolamsk —Alféyev—, de 58 años, como presidente del Departamento de Relaciones Eclesiásticas Externas del Patriarcado por el metropolitano Antonij —Sevrjuk—.

Patriarca ortodoxo de Moscú desplaza
Foto: Bitno.

El patriarca ortodoxo de Moscú, Kirill, desplaza al metropolita Hilarión de Volokolamsk —Alféyev— como presidente del Departamento de Relaciones Eclesiásticas Externas del Patriarcado por el metropolitano Antonij —Sevrjuk—, hasta ahora titular de la cátedra rusa de París y Europa Occidental. Hilarión, de 58 años, fue el primer colaborador de Kirill y uno de los considerados sucesores naturales del actual patriarca que tiene actualmente 75 años. Alféyev es patrólogo y teólogo, y, en términos culturales, representa el ala más refinada de la élite eclesiástica de la Iglesia ortodoxa rusa, a la que también exaltó con sus obras como compositor musical y publicaciones sobre la Historia de la Iglesia rusa.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Hilarión fundó la Escuela Superior de Aspirantes y Doctores ‘Cirilo y Metodio’ para la formación superior de los teólogos rusos, donde ahora fue sustituido por un teólogo, el padre Maksim Kozlov. En 1993 fue enviado a cursar estudios en Oxford, convirtiéndose en discípulo de uno de los teólogos ortodoxos más reconocidos de las últimas décadas, el metropolita Diokleia Kallistos —Ware—. Al regresar a Moscú, trabajó en el departamento de ‘Asuntos Exteriores’ en el equipo de Kirill, quien entonces era metropolitano y jefe del sector. Hilarión se convirtió en su principal ayudante, incluso en la enseñanza de la teología y la difusión popular de la ortodoxia. Desde 2001, devino en archimandrita y obispo, y fue enviado a Inglaterra como vicario del legendario obispo anglo-ruso Antonij —Bloom—, que había creado una síntesis especial de la ortodoxia rusa y la cultura británica. Cumplió la tarea que le encomendó Kirill, al restablecer la ‘normalidad’ en la Iglesia rusa de aquellas zonas. Se centró en mostrar la línea que el Patriarcado siguió hasta ahora en todas las partes del mundo que es la de unificar el «mundo ruso» sobre la base de la fidelidad al ideal religioso del Patriarcado, sin dar espacio a las autonomías locales.

Alféyev tuvo que afrontar en distintos momentos los vaivenes del favor y la hostilidad del Patriarcado, y pasó por varias sedes como Bruselas, Viena y Budapest, donde ahora fue exiliado nuevamente por Kirill. De regreso a Moscú, en 2009 se convirtió en vicario de Kirill, que acababa de ascender al trono patriarcal, y en su sucesor en el Departamento de Asuntos Exteriores. En la fase dramática del conflicto ucraniano, Kirill vaciló en un comienzo pero luego adoptó posiciones cada vez más radicales e ideológicas para justificar la operación militar de Putin, en parte por convicción y en gran parte, presumiblemente, por presión del Kremlin. Hilarión no apoyó directamente las posturas de Kirill sobre la invasión rusa a Ucrania, al tratar de mantener abiertas todas las vías de diálogo con las demás Iglesias tras comenzar por el Vaticano. La decisión de enviarlo a Hungría coincide con su regreso de una visita a Budapest. Hilarión, a quien el patriarca ortodoxo de Moscú desplaza del Departamento de Relaciones Eclesiásticas Externas del Patriarcado, agradeció a Orban el apoyo al patriarca contra las sanciones, y se reunió con el cardenal de Budapest Péter Erdő, una visita quizá no del todo consensuada con Kirill, según consideró ‘Asia News’.

Puede interesarle: Metropolita Hilarión: «No tenemos intención de cambiar nuestra fecha de Pascua

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre