Otro estado australiano aprueba ley contra el secreto de confesión

El parlamento del estado australiano de Queensland aprobó una normativa que exige a los sacerdotes violar el secreto de confesión para denunciar casos conocidos o presuntos de abusos o podrían enfrentar penas de 3 años de cárcel. El arzobispo de Brisbane, Mark Coleridge, aseguró que la ley no mejorará en nada la seguridad de los jóvenes y lamentó "un pobre conocimiento de cómo realmente funciona el sacramento en la práctica".

Estado australiano secreto confesión
Foto: Vatican News.

El estado australiano de Queensland aprobó una ley contra el secreto de confesión, el martes 8 de septiembre. El parlamento local dio luz verde a una normativa que exige a los sacerdotes violar el secreto de confesión para denunciar casos conocidos o presuntos de abusos o podrían enfrentar penas de 3 años de cárcel. Victoria, Tasmania, Australia del Sur y el Territorio de la Capital Australiana también aprobaron leyes que obligan a los sacerdotes a violar el sigilo sacramental.

El arzobispo de Brisbane, Mark Coleridge, aseguró que la ley aprobada por el estado australiano contra el secreto de confesión no mejorará en nada la seguridad de los jóvenes y lamentó «un pobre conocimiento de cómo realmente funciona el sacramento en la práctica». Consideró que esta normativa haría a los sacerdotes «menos siervos de Dios que agentes del Estado» y además levanta «grandes preguntas sobre la libertad religiosa» en Queensland, uno de los 6 estados en los que se divide Australia que funciona como una monarquía parlamentaria federal.

Precisó que la medida es inoperante, dado que al conocer la ley, prácticamente nadie va a confesar pecados relacionados con abuso, lo que sí va a obstaculizar es que el sacerdote pueda ayudar en el arrepentimiento y corrección de los abusadores. «El proyecto de ley representa un peligro real para la confianza pública y la cohesión de nuestra comunidad ¿Cuánta confianza puede tener el pueblo de Queensland en que vive en una democracia libre y abierta gobernada por el estado de derecho, donde el estado encarcela a sus obispos?», cuestionó el diputado Stephen Andrew.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre