Obispos de México: «No perdamos nuestra humanidad con acciones que nos deshumanizan»

El responsable de la Dimensión Episcopal de Vida, el obispo Jesús José Herrera, aseveró que «nunca será ético que se use el dolor o se hable de libertad en el sufrimiento para arrebatarse o arrebatar la vida», tras rechazar el proyecto de la ley para legalizar la eutanasia y el suicido asistido, que va a ser estudiado en la Comisión de Salud del parlamento de México.

Obispos de México: «No perdamos nuestra
Foto: Vatican News.

La Conferencia Episcopal Mexicana exhortó a que «no perdamos nuestra humanidad con acciones que nos deshumanizan», tras recordar la doctrina católica, en un comunicado firmado por el responsable de la Dimensión Episcopal de Vida, el obispo Jesús José Herrera, en el que rechazan el proyecto de la ley para legalizar la eutanasia y el suicido asistido, que va a ser estudiado en la Comisión de Salud del parlamento del país. 12 diputados presentaron recientemente una iniciativa de reforma constitucional para incorporar la eutanasia a la Ley General de Salud de México.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Ante la enfermedad y el dolor nos puede venir la inclinación de considerar la eutanasia como una opción nacida de la compasión. No obstante, arrebatar la vida a otra persona más que un acto de compasión es un gesto de abandono, por lo que la eutanasia es siempre, un atentado en contra de la dignidad de la persona. La verdadera compasión significa ‘padecer con’. La compasión se acompaña de una acción que busca el bien objetivo del otro, y no su eliminación, como sucede en la eutanasia», indicaron los prelados.

Explicaron que «a estos argumentos de la razón, los fieles también y tenemos presente la luz de la revelación divina que nos recuerda que es Dios Padre quien nos creó y nos da la vida, y desea recibirnos en sus brazos amorosos en la eternidad cuando Él nos llame». «Quitar la vida no es, ni puede ser un gesto de amor filial ante Él. Reafirmamos que se puede y se deben procurar todos los medios clínicos y psicoterapéuticos para acompañar al enfermo y aliviar su dolor. Nunca será ético que se use el dolor o se hable de libertad en el sufrimiento para arrebatarse o arrebatar la vida», afirmaron.

Los obispos de México animaron «a toda la Iglesia peregrina en México, a los fieles de buena voluntad, y a los tomadores de decisión en los poderes públicos, a que dirijan sus esfuerzos a poner medios paliativos para atender el dolor en la enfermedad, sin jamás abrir la puerta a acciones que directamente quitan la vida a un ser humano, lo solicite o no». «No perdamos nuestra humanidad con acciones que nos deshumanizan», ratificaron.

Puede interesarle: Arzobispo de México: «El ataque no es solo para la familia, sino a la persona humana»

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre