Obispos de México denuncian que «la ‘cultura de la muerte’ está golpeando fuerte el corazón del pueblo»

La Conferencia Episcopal de México reiteró la importancia de luchar contra la cultura de la muerte en el país, también en el contexto afectado por el coronavirus, en una declaración conjunta sobre el don de la vida y la dignidad de la persona humana.

Cultura de la muerte

La Conferencia Episcopal de México (CEM) reiteró la importancia de luchar contra la cultura de la muerte en el país, también en el contexto afectado por el coronavirus, en una declaración conjunta sobre el don de la vida y la dignidad de la persona humana, que publicaron el 16 de julio pasado. Los prelados precisaron que este 2020 «va a dejar una huella en la historia del mundo y de México por la pandemia», tras traer dolor a innumerables hogares y afectar gravemente la economía de las familias.

«También trajo a México otra peste mortal: la violencia y la inseguridad que alcanzaron niveles nunca vistos. Observamos a la ‘cultura de la muerte’ que está golpeando fuerte y repetidamente el corazón del pueblo mexicano», aseveraron, tras afirmar que esta situación se ve en «actos de violencia, cada vez más numerosos y cruentos». «En considerar a la vida de un hijo como si fuera derecho de un adulto. En volvernos insensibles ante la eutanasia, en la ruptura de las familias. En los esfuerzos por legalizar los estupefacientes y otras drogas. En la difusión de una visión pobre y distorsionada de la sexualidad. En la indiferencia de algunos ante la pobreza», denunciaron, al precisar las ocasiones en las que se ve esta cultura del descarte.

Los obispos mexicanos indicaron que buscan «iluminar las conciencias de cara al bien y a la verdad», por lo cual al ejercer sus derechos inalienables y su ministerio como pastores van a continuar con la predicación del «Evangelio de la Vida, tanto en público como en privado». «Continuaremos colaborando con ellos y con muchos otros para promover la dignidad de cada persona humana, desde la concepción hasta la muerte natural», ratificaron, en el documento firmado por el responsable de la Dimensión Episcopal de Vida, Jesús Herrera; el presidente de la CEM, Rogelio Cabrera; y el secretario general de la CEM, Alfonso Miranda.

Declaración conjunta de los obispos de México

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre