Obispos de Argentina: «Jesús, Príncipe de la Paz, nos ayude a ponerle el hombro a nuestra patria»

Los prelados recordaron que «en este tiempo cercano a la Navidad brilla la figura de Jesús», al finalizar la 189 reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Argentina. «Ese Niño tan nuestro nos habla de un Dios que está cerca, que quiere acompañar nuestras luchas y sanar nuestras heridas», reflexionaron.

Obispos de Argentina: «Jesús
Foto: Facebook CEA.

Los obispos de Argentina pidieron que «Jesús, Príncipe de la Paz, nos ayude a ponerle el hombro a nuestra patria», en su mensaje de Navidad, al final de la 189 reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), que preside el obispo Oscar Ojea. El encuentro se realizó el martes 14 y miércoles 15 de diciembre en la sede del barrio porteño de Retiro.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«En este tiempo cercano a la Navidad brilla la figura de Jesús. Ese Niño tan nuestro nos habla de un Dios que está cerca, que quiere acompañar nuestras luchas y sanar nuestras heridas. Somos pastores en medio de nuestro pueblo, con vocación de diálogo, y conocemos sus sufrimientos, angustias y esperanzas. A pesar de tantos fracasos y desilusiones, este pueblo bueno sigue esperando», indicaron. Los prelados, aunque reconocen que «puede sonar extraño en este contexto difícil», invitaron a los argentinos en Navidad a la alegría «profunda y verdadera».

Reiteraron que «la alegría que viene de Dios». «La alegría de los pobres que a pesar de todo siempre encuentran algo para celebrar y agradecer. La alegría de las familias que, como la de Jesús, María y José, siguen siendo espacios de consuelo y contención», aseguraron los obispos de Argentina, que animaron a pedirle a Jesús que «nos ayude a ponerle el hombro a nuestra Patria; porque no dejamos de soñar con una Argentina donde reine el amor a la vida, a la verdad y a la justicia».

Puede interesarle: Obispos de Argentina: «La fe en Cristo muerto y resucitado renueve nuestra esperanza y nos fortalezca en esta dura situación»

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre