Obispo de Costa Rica exhorta a «ser verdaderos testigos de la enseñanza salvífica que recibimos desde el Bautismo»

El obispo de Ciudad Quesada, José Manuel Garita, precisó que «cuando corrientes e ideologías del mundo nos mueven a apagar o esconder la fe, o a vivirla solo en el ámbito de lo privado, debemos recordar que podemos y debemos vivirla y profesarla en el ámbito público». «Que el Dios de la vida nos ayude a ser valientes, decididos y coherentes en la vivencia y testimonio de nuestra fe», imploró.

El obispo de Ciudad Quesada, Costa Rica, José Manuel Garita, exhorta a los fieles a «ser verdaderos testigos de la enseñanza salvífica que recibimos desde el Bautismo», tras pedir que vivan públicamente su fe y la compartan con los demás, al seguir la enseñanza de la Iglesia católica. El prelado publicó en su programa ‘Fermento’ el mensaje ‘El papel de los creyentes’, en el que reiteró que el Catecismo de la Iglesia Católica pide a los fieles «confesar su fe bautismal delante de los hombres», el martes 15 de junio.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Que el Dios de la vida nos ayude a ser valientes, decididos y coherentes en la vivencia y testimonio de nuestra fe; que podamos manifestar la opción por el Evangelio y seamos verdaderos testigos de la enseñanza salvífica que hemos recibido desde el momento del Bautismo», pidió. «La fe no es algo para esconder en lo privado, pues la fe es una experiencia viva que nos impulsa y nos anima a compartir con otros el acontecimiento de Jesucristo, muerto y resucitado, que se entregó por nosotros para darnos la salvación», reiteró, al lamentar que en la actualidad «no son pocos los llamados católicos que practican o predican cosas contrarias al Magisterio». Enfatizó que «no se entiende un católico que no esté en verdadera comunión con la Iglesia y con su enseñanza». Frente a esta situación, citó a san Juan Pablo II que enseñó en su encíclica Redemptoris Missio que «todos los fieles laicos deben dedicar a la Iglesia parte de su tiempo, viviendo con coherencia la propia fe».

Garita pidió que «cuando corrientes e ideologías del mundo nos mueven a apagar o esconder la fe, o a vivirla solo en el ámbito de lo privado, debemos recordar que podemos y debemos vivirla y profesarla en el ámbito público». Recordó que «se trata de un derecho humano fundamental en virtud de la libertad religiosa». Además, indicó que el Papa Francisco en su encíclica Fratelli tutti precisó que la fe mueve al católico a ser testigo del amor de Cristo con la humanidad. El prelado mencionó que el Papa Emérito Benedicto XVI en su encíclica Deus caritas est explicó que la propia decisión de ser cristiano nace del encuentro con Cristo, que es el Amor, y que por tanto, Él es el origen de nuestra fe confesada en el Bautismo. «Nosotros, los católicos, no creemos en algo, creemos en alguien, ese alguien es Jesucristo, a quien confesamos como nuestro Señor y Salvador», ratificó el obispo de Costa Rica, que exhorta a «ser verdaderos testigos de la enseñanza salvífica que recibimos desde el Bautismo».

Puede interesarle: Obispos de Costa Rica consiguen que gobierno valide apertura de templos para la adoración

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre