Misioneros en Togo avanzan obras de dispensario en suburbio rural

El padre Silvano Galli, sacerdote de la Sociedad de Misiones Africanas, explicó que «faltan los toques finales: el yeso, el mobiliario, el equipamiento y, después, el personal y la electricidad», al mencionar el estado de las obras del nuevo dispensario que edifican en Tovè, un suburbio rural de Lomé.

Misioneros en Togo avanzan obras

Los misioneros en Togo avanzan las obras de un nuevo dispensario en Tovè, un suburbio rural de Lomé, en la capital del país de África Occidental, que fue iniciado por la Provincia Sociedad de Misiones Africanas (SMA) de Togo en 2020. El padre Silvano Galli, sacerdote de la SMA en Lomé, recordó que estuvo «en Tovè en 2005 para un encuentro con todo el personal misionero italiano presente en Togo, organizado por las Obras Pontificias».

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«En aquel entonces en la zona sólo había una pequeña capilla de esteras. Luego asfaltaron la carretera, la gente empezó a acercarse y se construyó la iglesia. Ahora es una nueva zona residencial en plena expansión. En ese momento estábamos en medio del bosque. Todo cambió y el barrio está irreconocible», precisó el misionero, tras volver de una visita al suburbio. «La parte de los muros está terminada. Faltan los toques finales: el yeso, el mobiliario, el equipamiento y, después, el personal y la electricidad. La responsable del Centro será una religiosa de Nuestra Señora de los Apóstoles, y junto a ella habrá un técnico de laboratorio y un paramédico», enfatizó el presbítero, al sostener que los misioneros de Togo avanzan con las obras del dispensario.

El padre Galli indicó que «en el mismo barrio se encuentran las Hijas de la Caridad, también conocidas como hermanas canosianas (FdCC), y hay una iglesia dedicada a su fundadora, Magdalena de Canossa». «Al volver del dispensario me encontré con la hermana Rose, la nueva responsable de las FdCC en Togo. Fue un encuentro rico, profundo y esclarecedor. Estaba dispuesta a echarnos una mano para el dispensario, a ayudarnos a encontrar una religiosa y quizá un médico. Es local y conoce a mucha gente. La hermana Rose nos dio consejos muy sabios y adecuados. Sugirió no hacer cosas demasiado grandes que puedan salir mal, como ha ocurrido en el pasado con otras estructuras en las que se invirtió capital y luego se perdió», afirmó. Además, aseguró que las religiosas tienen una nueva comunidad en la diócesis de Sokodè, donde ni siquiera cuentan con agua en la ciudad «y tienen que buscarla con los cubos». «Nos comprometimos a ayudarles a resolver el problema, ya que allí no hay electricidad, podríamos pensar en instalar paneles solares», consideró.

Puede interesarle: Descubren que gobierno de Togo espía celulares de obispos y sacerdotes

2 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre