Miles vuelven a celebrar a san Cayetano en santuario de Liniers tras 2 años de pandemia

Los fieles se reencontraron con la imagen de san Cayetano para pedir paz, pan y trabajo, tras esperar a la apertura del templo en las inmediaciones del santuario, pese a las bajas temperaturas en Buenos Aires. La fiesta grande en honor al santo tuvo el lema ‘Gracias San Cayetano por acompañarnos, ayudanos a cuidarnos como hermanos’.

Miles vuelven a celebrar a san Cayetano

Miles de peregrinos vuelven a celebrar a san Cayetano en el santuario del barrio porteño de Liniers, tras 2 años de pandemia de COVID-19 y celebraciones telemáticas. El templo volvió a abrir a la hora cero del domingo 7 de agosto, tras el sonar tradicional de las campanas. Los sacerdotes de la iglesia abrieron las puertas para un incesante paso de peregrinos que se acercaban, en 2 filas, a la imagen del patrono del pan y del trabajo.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Los fieles se reencontraron con la imagen de san Cayetano para pedir paz, pan y trabajo, tras esperar a la apertura del templo en las inmediaciones del santuario, pese a las bajas temperaturas en Buenos Aires. La fiesta grande en honor al santo llevó por lema ‘Gracias San Cayetano por acompañarnos, ayudanos a cuidarnos como hermanos’. El cardenal y arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, presidió la Misa central, en la que animó a los fieles a «dejarse interpelar por ejemplo del Buen Samaritano que nos devuelve una mirada solidaria de la realidad».

«Si han llegado hasta aquí es porque saben bien que, cuando se cierran las puertas que han golpeado muchas veces, se abren las puertas del santuario y se encuentran con san Cayetano, quien intercede ante el Jesús que tiene en sus brazos, para que todos reciban las gracias materiales y espirituales que necesitan para seguir caminando», reflexionó. «El ejemplo del buen samaritano nos devuelve una mirada solidaria de la realidad, no para escandalizarnos, sino para conmovernos y comprometernos. Mientras tanto, ‘suplicamos el pan de cada día’, como nos enseñó Jesús. El pan que alimenta nuestra vida y que diariamente se hace más inalcanzable a causa de la inflación asfixiante que padecemos y que genera miseria», denunció, después de que miles vuelven a celebrar a san Cayetano.

Puede interesarle: Cardenal Poli: «El Niño Jesús en brazos de Cayetano sacerdote nos sigue diciendo: ‘Vengan a Mí’»

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre