Más de 120 islamistas detenidos por brutales ataques incendiarios contra iglesias cristianas

La Policía de Pakistán detuvo a más de 120 islamistas por los brutales ataques incendiarios de iglesias y propiedades cristianas perpetrados por una turba en Jaranwala, en Punyab. Los agresores atacaron 21 iglesias, 3 de las cuales pertenecen a la comunidad católica. «Este incidente produce la clara impresión de una gran conspiración contra la comunidad cristiana», aseguró el vicario general de la diócesis de Faisalabad, el padre Abid Tanvir.

La Policía de Pakistán detuvo a más de 120 islamistas por los brutales ataques incendiarios de iglesias y propiedades cristianas perpetrados por una turba en Jaranwala, en la provincia paquistaní de Punyab, tras una condena de blasfemia contra un joven de la minoría cristiana. El gobierno pakistaní ordenó una investigación de alto nivel ante una trama de altercados, que considera que estuvo «bien pensada» por parte de la turba, que irrumpió en la víspera en Jaranwala y arrasó hasta 5 iglesias, y llegó incluso a demoler una casa.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

El vicario general de la diócesis de Faisalabad, el padre Abid Tanvir, precisó que atacaron 21 iglesias, 3 de las cuales pertenecen a la comunidad católica, y denunció que resulta muy clara la impresión de que el arresto de los islamistas y la aplicación del artículo 144 que prohíbe todas las concentraciones se implementaron recién después de una negligencia culposa que podría haber evitado un número tan elevado de víctimas. Joseph Arsad, arzobispo de Rawalpindi-Islamabad y presidente de la Conferencia Episcopal de Pakistán, también fue al lugar de los hechos para llevar consuelo a las víctimas de la violencia, acompañado por el obispo de Multan, Yousaf Sohan, y varios sacerdotes.

«Este incidente produce la clara impresión de una gran conspiración contra la comunidad cristiana. Se debe llevar a cabo una investigación en serio, para que se haga justicia. Los musulmanes acusan a dos cristianos de profanar el Corán y escribir una nota blasfema. Ambos son analfabetos y trabajan como barrenderos y operarios, ¿cómo podrían haber escrito una nota así? ¿Y serían tan tontos como para pegar su foto en la nota? Eso no cierra, solo son vendettas personales… Es alarmante que personas inocentes tengan que sufrir una experiencia tan miserable por un crimen que nunca cometieron», aseguró Tanvir.

Puede interesarle: Obispos de Pakistán: «Nuestros lugares de culto y nuestra gente no están seguros».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre