Mártires del Zenta serán beatificados el 2 de julio en Salta

Los sacerdotes misioneros Pedro Ortiz de Zárate y Juan Antonio Solinas, asesinados en 1683 en el Valle del Zenta cuando evangelizaban a las poblaciones indígenas, serán beatificados el sábado 2 de julio, en San Ramón de la Nueva Orán. El representante del Papa será el cardenal y prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, Marcello Semeraro.

Mártires del Zenta serán beatificados
Foto: Radio Encuentro en el Valle.

El obispo de Orán, Luis Scozzina, precisó que los sacerdotes misioneros Pedro Ortiz de Zárate y Juan Antonio Solinas, conocidos como los Mártires del Zenta, serán beatificados el sábado 2 de julio, en la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán, Salta. Los presbíteros fueron asesinados en 1683 en el Valle del Zenta —en el Norte Grande de la actual Argentina— cuando evangelizaban a las poblaciones indígenas y asistían a los pobres de la zona.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL 

Scozzina precisó que Francisco confirmó de la fecha de beatificación de los siervos de Dios y que el representante del Papa será el cardenal y prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, Marcello Semeraro. «Desde ya nos encomendamos a los Mártires del Zenta, para que guíen y protejan a nuestra Iglesia peregrina en el norte salteño», reflexionó el prelado, en un comunicado, tras conocerse que serán beatificados en 5 meses. El obispo de Jujuy, Daniel Fernández, exhortó a los jujeños a unirse en oración para prepararse hacia este momento de gracia. Enfatizó que el domingo 3 de julio se realizará en la catedral del Santísimo Salvador —donde fue párroco Pedro Ortiz de Zárate— «una solemne Misa de acción de gracias por la beatificación».

El 27 de octubre de 1683 fue consumado, en el Valle de Zenta, a 3 kilómetros de Pichanal en la capilla de Santa María, el martirio del presbítero Pedro Ortiz de Zárate, vicario de Jujuy, del sacerdote jesuita Antonio Solinas —ambos misioneros— y sus acompañantes criollos y aborígenes. Los 2 sacerdotes se internaron el Chaco salteño para llevar la Palabra de Dios a los pueblos indígenas, pero fueron martirizados por las tribus tobas y mocovíes por evangelizar. Unos 500 aborígenes masacraron a los misioneros con garrotes y los decapitaron. Todos los años desde esa época en octubre se realiza una peregrinación desde Pichanal hasta el lugar de martirio presidida por el obispo de Orán. Los restos del vicario Pedro Ortiz de Zárate fueron llevados a la catedral de Jujuy, de donde era originario, y los del padre Solinas a la iglesia matriz de Salta, el antiguo templo de calle Caseros y Mitre, donde fue enterrado cerca del altar. Los demás quedaron enterrados en el sitio de su martirio.

Puede interesarle: Francisco reconoce martirio de 2 sacerdotes asesinados por odio a la fe en Argentina

2 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre