Karlic, segundo cardenal más longevo del mundo, cumple 98 años

El cardenal Estanislao Esteban Karlic, el segundo purpurado más longevo del mundo, celebró el 7 de febrero sus 98 años. «No tengo otra razón de lo que soy, sino una participación del misterio del sacerdocio de Jesús, eso me ha hecho muy feliz siempre», reconoció.

Karlic
Foto: Facebook Liliana Noemi Troncoso de Losso.

El cardenal Estanislao Esteban Karlic, el miembro más longevo de la Conferencia Episcopal Argentina y el segundo purpurado más longevo del mundo, celebró el 7 de febrero sus 98 años. En diciembre pasado, cumplió 69 años de sacerdocio y compartió con ‘ACI Prensa’ las claves de un ministerio extenso. En su casa de Aldea María Luisa, a 20 kilómetros de Paraná, Karlic comparte su día a día con una comunidad de Hermanas Benedictinas, quienes cada día a las 11.30 se congregan en la capilla del Monasterio Nuestra Señora del Paraná, donde residen, para participar de la Eucaristía que celebra.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

El purpurado confiesa que cada vez que consagra, lo hace «queriendo vivir la verdad de lo que digo, que me vean viviendo lo que estoy diciendo y queriendo que eso que estoy diciendo sirva no sólo para mi santificación, sino para servicio y santificación del mundo». «Quiero que mi respiración sea para que yo exista y dé gloria a Dios, y así esté sirviendo al mundo como testimonio, y ya. No tengo otra razón de lo que soy, sino una participación del misterio del sacerdocio de Jesús, eso me ha hecho muy feliz siempre», reconoció Karlic.

Indicó que a sus 98 años desea «seguir siendo testimonio de Dios en mi vida para los que están cerca de mí, y por ellos, para los que me vean, y en alguna forma me contacten». «No tengo nada especial que decir, sino la regularidad de mi vida en la Iglesia», afirmó. Al recordar su participación en la comisión de redacción del Catecismo de la Iglesia Católica, liderada por el entonces cardenal Joseph Ratzinger, que tras la muerte de Juan Pablo II fue elegido Papa, destaca «el acompañamiento tan hermoso» de su magisterio, «un acompañamiento muy útil por la confianza que siempre nos tuvo, para pedirnos que en nuestra conciencia hiciéramos lo mejor posible, y cómo nos animaba a la belleza de lo que estábamos haciendo». «Nosotros hemos sido bendecidos por los dones de Dios a través de él, sin duda una de las grandes gracias que recibimos los que tuvimos el don de su cercanía. Buscar a Dios, saber que aquí y ahora está llegando, que Él quiere llegar, y en el aquí y ahora quiere darse por entero, pidiéndonos a nosotros por enteros. Aquí y ahora está Él llamándonos hacia la eternidad», ratificó.

Puede interesarle: Cardenal Karlic: «Quiera el Señor que podamos ser santificación del mundo como Iglesia».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre